Cargando Cargando...

La carrera del MVP: delfines y regentes

Derrick Rose./ Getty Images

Superado claramente el ecuador de la temporada regular la NBA ya ha repartido los primeros boletines. Ya está claro que Charlotte irá a septiembre con todo y que Filadelfia e Indiana progresan con nota. También se sabe que los Grizzlies van a por el sobresaliente, que los Spurs siguen siendo estudiantes modélicos y que los Hornets difícilmente encontrarán lo que hace falta para aprobar. En el plano individual, algunos medran buenos contratos, otros se dejan llevar y también hay bastante navegante del Guadiana. La aristocracia de la liga, por su parte, va adelantando posiciones de cara al MVP de la Regular. Es muy sencillo saber quiénes son pero no lo es tanto dar un pronóstico claro. Tal y como se demostró el año pasado con Rose, el MVP sigue siendo relativamente accesible para el aspirante. Los únicos requisitos indispensables son el brillo individual y el buen récord de equipo. Aun reconociendo la limitada incidencia del premio en la consecución del título –sólo 1 de los últimos 10 MVP de la Regular se hicieron a la postre con el anillo-, no existe en la competición mayor distinción particular y mejor trampolín para el resto de una carrera. El MVP es el premio de las estrellas rotundas si exceptuamos el de las Finales. Este año, y a estas alturas, los delfines y regentes son los siguientes:

Candidato vigente: Derrick Rose

Rose es el abuso. Verle penetrar, driblar o hacer el fade-away, machacar, lanzar un floater o un jumper. La sensación siempre es la del abuso, su baloncesto sugiere dominancia pura. El portento físico de Illinois adelantó el año pasado a todos los ilustres merced a su espectacular temporada y a la inspiración de los trabajadísimos Bulls de Thibodeau. Nadie puso ni un pero a su elección, aunque a la postre el equipo no rindiera al máximo en los Playoffs. Si Chicago prolonga su buena marcha y se hace con el mejor récord del Este e incluso de la Liga, la elección de Rose será una posibilidad realmente probable. Y revalidar MVP es un lujo al alcance de muy pocos.

22.5p, 3.4r, 8.0a, 0.9 robos, 2.88 to, 45.1% en tiros de campo en 35.4 minutos por noche // Estadística +/- acumulada esta temporada: +276 // Récord equipo: Chicago Bulls (34-9)

Candidato irresistible: LeBron James

Kobe Bryant y LeBron James./ Getty ImagesPorque es un fuera de serie. Porque todo lo que hace en la cancha, normalmente, desmiente todo sambenito que se le quiera colgar. Porque Miami está cuajando una temporada notable y porque los Heat funcionan. Y porque ya lo ha ganado dos veces. Sobre lo más importante que nos queda ver en LeBron, su desempeño en las grandes ocasiones, no sabremos casi nada hasta postemporada, probablemente hasta la hipotética final de conferencia, pero eso no importa para el MVP. Lo que se requiere para el trofeo de Maurice Podoloff –llamado así en honor al primer comisionado de la NBA- es gobernar tu equipo y hacerlo funcionar al nivel de sus sinergias potenciales. En ese sentido, Miami está ganando muchos partidos y está pasando por encima de sus rivales.

27.7p, 8.4r, 6.6a, 1.8 robos, 3.46 to, 55.2% en tiros de campo en 37.4 minutos por noche // Estadística +/- acumulada esta temporada: +355 // Record equipo: Miami Heat (31-9)

Candidato condicional: Kobe Bryant

Llama la atención que la mejor temporada individual de Kobe coincida con la mayor zozobra laker en un lustro. El estado de forma de Bryant es impresionante, una verdadera segunda juventud de orígenes inciertos y de duración desconocida. Pocos podían esperar que el escolta angelino comandara a mediados de temporada la nómina de máximos anotadores de toda la liga. No obstante, las opciones de Kobe Bryant están absolutamente condicionadas por el devenir de los Lakers de Mike Brown. Si el equipo no mejora no tiene ninguna posibilidad. Si los de púrpura y oro se clasifican para postemporada por la puerta de atrás, con menos de 40 victorias y en furgón de cola de Oeste -5º/8º-, Bryant se puede despedir de su 2º MVP. Por descontado su gran estado de forma servirá de poco si los Lakers no despegan.

28.8p, 5.7r, 4.8a, 1.3 robos, 3.83 to, 43.5% en tiros de campo en 38.3 minutos por noche // Estadística +/- acumulada esta temporada: +137 // Récord equipo: Los Ángeles Lakers (25-16)

Candidato inevitable: Kevin Durant

Tarde o temprano tenía que aspirar al premio individual más prestigioso. Ya el año pasado estuvo en las quinielas con ciertas papeletas. Amén de su excepcional contribución individual –probablemente sea el mayor talento vivo de la liga, por presente y por futuro-, el mayor aval de Durant son los Thunder. La portentosa singladura del equipo de Scott Brooks brinda a Durantula una oportunidad excepcional de conseguir el MVP a sus escasos 23 años. Si Oklahoma se hace con la mejor marca de la Liga, podemos darle por ganador. Y si no lo gana este año, no obstante, lo devorará en el futuro. No se puede detener lo inevitable.

27.9p, 7.9r, 3.4a, 1.4 robos, 1.2 tapones, 3.68 to, 50.2% en tiros de campo en 38.1 minutos por noche // Estadística +/- acumulada esta temporada: +225 // Récord equipo: Oklahoma City Thunder (32-9)

Candidato aspirante: Kevin Love

Kevin Love y Kevin Durant./ Getty ImagesNo es ninguna quimera, aunque parta de segunda línea. La temporada de Kevin Love continúa una ya excepcional 2010/2011 en la que los Wolves aún no eran equipo para luchar por nada. Este año tampoco revolucionarán el Oeste pero Minnesota ya tiene capacidad de morder y molestar. Su récord equilibrado de victorias y derrotas es la mejor prueba de ello. La irrupción de Kevin Love este año y sus 11 kilos menos de masa corporal rubrican al ‘4’ contemporáneo como un jugador abierto y lo corona a él como el mejor ala-pívot del momento, sin perjuicio de los que ya estaban y siguen estando. Si los Wolves arañan el 8º puesto de su conferencia y Love tiene la capacidad de sobreponerse a la soledad de la vida sin Ricky, no hay que descartar al chico aspirante de este año.

25.6p, 13.8r, 1.9a, 0.9 robos, 0.4 tapones, 2.63 to, 44.8% en tiros de campo en 39.9 minutos por noche // Estadística +/- acumulada esta temporada: +121 // Récord equipo: Minnesota Timberwolves (21-21)

La solución, en mayo. Hasta entonces toca hacer méritos a ojos de la corte.

  Compartir en Facebook
Autor | Carlos Zumer
Fecha | 13.03.2012 07:57

Recomendamos