Milwaukee Bucks

La condena de la segunda unidad

el

Rick Adelman./ Getty Images

La temporada de Minnesota Timberwolves se presentaba como ilusionante tras el carrusel de lesiones del curso anterior. Con la recuperación de su jugador franquicia, Kevin Love, y la puesta a punto de la maltrecha rodilla de Ricky Rubio, los Wolves tenían como claro objetivo entrar en playoffs. La llegada de Kevin Martin, que tuvo a Rick Adelman de mentor en sus inicios en la NBA, supuso la pieza final de un quinteto completado por Nikola Pekovic y Corey Brewer. Un cinco inicial de mucho nivel, sin duda. Pero los problemas empezaron a llegar cuando estos titulares descansaban en el banquillo.

La gestión de la plantilla ha sido pésima. Adelman, como principal responsable, no ha encontrado el equilibrio para nivelar la rotación entre titulares y suplentes, dando lugar a dos equipos completamente diferentes. En esa segunda unidad no hay un anotador puro que tire del equipo mientras descansan Love y Martin. Por tanto, los parciales en contra han sido un lastre difícil de superar para competir en la Conferencia Oeste. En 17 de las 35 derrotas que acumulan los Timberwolves esta temporada, el conjunto de Adelman no iba por detrás del marcador al finalizar el primer cuarto.

El fallo en la confección de la plantilla es un hecho. Además, con la baja por lesión de Pekovic y Rony Turiaf, ha surgido desde el banco un jugador muy aprovechable como es Gorgui Dieng. El center senegalés ha promediado un ‘doble-doble’ de 12.9 puntos y 13.3 rebotes en los últimos siete encuentros. Una solución defensiva en el banquillo infrautilizada por Adelman durante toda la temporada.

Aun así, también han surgido otros debates respecto al rendimiento de Love y Rubio. Sobre el segundo, se ha criticado su pésima selección de tiro cerca del aro, que le sitúan con uno de los peores porcentajes de la NBA debajo de canasta. La situación era tan dramática que el técnico optó por utilizar a Juan José Barea en los últimos minutos de partido. Pero el equipo se apagaba igualmente en los momentos calientes. Las prestaciones de Love han sido muy bajas en el último cuarto, donde los Wolves han tenido un parcial negativo en 25 de las 35 derrotas. Si a eso le sumamos 13 encuentros perdidos por cinco o menos puntos, encontramos la diferencia entre un buen equipo y un conjunto fiable de playoffs.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU