Opinión

La decisión de los Blazers

el

Greg Oden (Portland Trail Blazers)./ Getty Images

Antes de la fecha límite, el pasado 30 de junio, los Portland Trail Blazers tenían que tomar una decisión respecto a un jugador: Greg Oden. Pívot de 213 cm y 117 kg, que fue elegido por la franquicia de Oregón como el número #1 del Draft de 2007.

Oden finalizaba contrato y pasaba a ser agente libre restringido. Al equipo y a su general manager interino Chad Buchanan se les planteaba la duda de qué hacer con un jugador que en los 4 años que lleva en los Blazers ha jugado sólo 88 partidos, debido al malfario de las lesiones en sus rodillas. Ya en su año de rookie se perdió la temporada al completo por una microfactura en su rodilla derecha, en la segunda temporada jugó 61 partidos (no al 100%) y a mitad de temporada era la rodilla izquierda la que le obligaba a parar.

Al comienzo de la 2009/2010 parecía que ya se asentaba como center titular y con buenos números hasta que a primeros de diciembre se destrozaba la rodilla izquierda y se perdió el resto de la season. Para esta última temporada, en el mes de noviembre, los servicios médicos de los Blazers anunciabán que tenía que volver a pasar por el quirofano para operarse nuevamente de la rodilla y nuevamente un año más en blanco.

Greg Oden (Portland Trail Blazers)./ Getty Images

En mi retina aún tengo las imágenes de Oden andando en muletas por el túnel de acceso de los vestuarios a la pista, para presenciar un partido de sus compañeros. ¡Són imagenes duras! Parecían más bien las de un jugador apunto de retirarse más que de un jugador que se podría decir que aún no ha jugado al 100% y demostrado todas las condiciones en la NBA.

Recordemos que cuando los Blazers eligierón a Oden en la primera posición del draft, el equipo no recibió tantas críticas por elegirlo a él y no a Kevin Durant (número #2 del mismo draft, pick de los ya maltrechos Sonics de Seattle). Es más, la gran mayoría de las franquicias hubieran escogido a Oden por delante de KD.

Pívot dominante en high school y en su única temporada en NCAA y estrella de Ohio State. Condiciones inmejorables para esto del baloncesto. Estaba llamado a ser uno de los centers más dominantes de la NBA y pelear de tú a tú con Dwight Howard, Andrew Bynum, Shaquille O’Neal… vamos, una estrella de la liga sin discusión y el jugador que podía catapultar a los de Oregón a luchar por el anillo.

En posiciones de anotador los Blazers tenían a Brandon Roy, y lo que no tenían era a Oden. Además, muchos especialistas de esto dicen, y los hechos así lo corroboran, que la gran mayoría de equipos que ha ganado la NBA en los últimos 10-15 años ha sido con un hombre dominante en la pintura. Por lo tanto para mi, la decisión no fue un error y fue acertada en su momento.

Volvamos al presente, los Blazers han decidido hacer la QO (Qualifying Offer) de 8.8 millones de dólares a Oden y atarlo un año más a no ser que otro equipo decidiera hacerle una oferta superior, entonces los Blazers tendrían 7 días para igualarla y retener al jugador. Ahora bien también cabe la opción que durante este verano, los Blazers le ofrezcan un multianual al jugador y si lo acepta, la QO deja de tener validez, sino al año que viene el jugador es agente libre ‘sin restricciones’.

Creo que la opción que tomará la franquicia es ofrecerle un multianual (¡y que Dios reparta suerte!) esperando que Oden pueda llegar a ser ese ‘ogro’ bajo los tableros que se le presuponía en la NBA.

Los Blazers han hecho bien en ofrecerle la QO, después de todo lo que han pasado, no pueden dejarlo escapar, y nunca se sabe, pero imaginense, es muy joven todavía (23 años) que deján de apostar por él, se va a otro equipo y allí explota, sería para lamentarse durante mucho tiempo, ya que jugadores de sus condiciones y perfil es lo que más escasea en la NBA.

Greg Oden (Portland Trail Blazers)./ Getty Images

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU