Los Angeles Clippers

La esposa de Sterling es un lastre para los objetivos de la NBA

el

Donald Sterling y su esposa Shelly./ Getty Images

La NBA se está encontrando con muchos más problemas de los esperados para poner fin al escándalo Sterling. Por un lado, se han filtrado unas declaraciones en la que el propio Donald Sterling dejaba claro que no tiene intención de vender Los Angeles Clippers y por otro está la presencia de Shelly Sterling, mujer del propietario, que podría ser la nueva dueña de la franquicia en el caso de que esta cambiase finalmente de manos. Ninguna de la dos cosas es del agrado de la Liga.

Shelly Sterling es copropietaria del conjunto angelino y ha dejado entrever ya en alguna ocasión que tiene toda la intención de mantener su porción del equipo independientemente de lo que pase con su marido, siguiendo las palabras de Adam Silver al pie de la letra. “Cuando anunció la suspensión de por vida para Donald Sterling, el comisionado Adam Silver dejó claro que la NBA no iba a tomar medidas contra mi familia ni contra mí”, comentó en ESPN.

Las intenciones de Mrs. Sterling no serán más que un lastre para el desarrollo de todo un proceso que podría acabar en los juzgados para que el actual propietario desaparezca del mapa NBA. Además los abogados de la Liga ya han avisado que en el caso de que se produjese un divorcio entre ambos copropietarios (algo que no ha sucedido aún pese al distanciamiento evidente entre las dos personas), todo sería mucho más complicado para los intereses de la NBA.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU