Cargando Cargando...

La NBA y Europa

Kobe Bryant (Los Angeles Lakers) y Kevin Durant (Oklahoma City Thunder)./ Getty Images

Un comentario de @palomero14 (A.K.A. Juan Manuel López Iturriaga) en la retransmisión de uno de los partidos de preparación de la Selección Española para el europeo de Lituania me ha hecho pensar en la relación de depencia que últimamente están teniendo las ligas europeas de las que todos llamamos la mejor liga del mundo, la NBA.

Venía a decir algo así como que esperaba que hubiera lockout y que las estrellas NBA vinieran a jugar a Europa (supongo que se referiría a nivel de audiencias, sponsors y asistencia a los pabellones). En el fondo es un deseo que todos tenemos porque en la sociedad actual somos tremendamente mitómanos y ver en nuestros campos a Kevin Durant (uno de los rumores), Kobe BryantLeBron James, Dwight Howard o el mísmisimo Pau Gasol puede ser una autentica delicia. Con toda seguridad la asistencia a los pabellones se multiplicaría…

Y aquí vienen mis miedos. Imaginemos que el lockout finalmente se alarga y no hay temporada NBA. Los que hayan fichado estrellas tendrán una ventaja añadida… o no, dependiendo de la actitud de cada jugador y de su adaptación al país, a la competición, a la forma de jugar en Europa. Desde luego no va a ser sencillo, por lo menos para los americanos. Habrá que rezar para no que no vengan en modo mercenario a exhibir sus habilidades y no trabajar para el equipo.

En el caso más que probable de que la NBA se reanude en enero, ¿cómo se quedarían los equipos? Juegas la primera parte de la temporada con Rudy Fernández, Deron Williams, Tony Parker, Nicolas Batum, etc. y cuando llega lo más importante de la competición te desaparecen de la plantilla jugadores que acaparan juego, minutos y toma de decisiones.

Deron Williams (New Jersey Nets)./ Getty Images

En este sentido los equipos de la Liga Endesa (ACB) han sido prudentes y eso demuestra la seriedad de la competición española. Las plantillas se han hecho pensando en el año entero, y excepto en el caso de Rudy, fichaje con un alto componente de ilusionar a una masa social, el resto han sido fichajes equilibrados.

Turquía es la antítesis. En una época sin sponsors han sacado dinero no sé muy bien de dónde para realizar ofertas mareantes para el mundo del baloncesto y con un imposible retorno financiero. Sinceramente espero que no tengan que arrepentirse del gasto desaforado que pretenden realizar y que puede hipotecar a equipos como se ha visto en Grecia.

Conclusión y resumen: vamos a intentar competir con lo que tenemos. En Europa jugan un buen baloncesto y hay una hornada de jugadores jóvenes que pueden dar un magnífico espectáculo. La NBA es un espectáculo extraordinario, pero Europa casi puede estar a su nivel con competiciones como la Liga Endesa y la Euroleague. La independencia es imposible. Hay que intentar crear competiciones atractivas en sí mismas y no por tener invitados especiales.

@dddvvvddd

  Compartir en Facebook
Fecha | 26.08.2011 19:54

Recomendamos