Cargando Cargando...

La peor jugada de Michael Jordan

Michael Jordan, dueño de los Bobcats, con su prometida Yvette Prieto

Parece casi imposible ponerse de acuerdo para elegir la mejor jugada de Jordan. Lanzamientos que servían para ganar partidos, eliminatorias o títulos. Mates que nadie ha sido capaz de repetir. Imposible encontrar consenso para seleccionar lo mejor de la estrella de los Bulls. Mucho más sencillo es escoger su peor jugada. La peor acción de Michael Jordan seguro que es su gestión como máximo dirigente de los Bobcast.

Michael Jordan tocó el cielo como jugador y ha tocado el infierno como presidente. ¿Quien no recuerda los vuelos sin motor del 23 de los Bulls? Son los mismos vuelos que ahora hace el equipo que preside. Con la diferencia de que en los vuelos sin motor de los Bobcast el equipo ha acabado como en Aterriza como Puedas. Estrellado y con heridos. Estrellado Michael Jordan en su gestión, con heridas en las corneas los espectadores que han sufrido el lamentable espectáculo.

Habría que remontarse a los años 70 para encontrar un equipo tan malo. En la campaña 72-73 unos nefastos Philadelphia 76´s firmaron un porcentaje de victorias en temporada regular que no superaba el once por ciento (9 triunfos y 73 derrotas). A aquellos Sixers los han hecho buenos estos Bobcasts. Esta campaña los de Charlotte han ganado 7 encuentros y ha perdido 59 con una racha de 23 derrotas consecutivas. 23 como el numero de Jordan en los Bulls. Todo un sacrilegio.

No es extraño que Jordan haya puesto de patitas en la calle a Paul Silas. En año y medio el técnico no sólo no ha sido capaz de dar vuelta al equipo sino que encima ha creado un ambiente horrible en el vestuario. Han trascendido empujones con Tyrus Tomas tras una de las últimas derrotas de los Bobcats. Cuando los argumentos de un entrenador son empujar a un jugador delante de la plantilla lo lógico es que el presidente acabe empujando al entrenador al paro.

Ahora hablan del mítico Pat Ewing para el banquillo. Pero realmente al equipo le hace falta algo más que un nuevo entrenador. Le hace falta una estilo. Un timón desde el parquet hasta los despachos donde Jordan no ha demostrado ser el crack de la cancha. Que Biyombo haya acabado haciendo mejor temporada que Kemba Walker da para hacer una tesis doctoral. O una película de terror.

En esta historia de pelicula el bueno, por todo lo que dio como jugador, seria Jordan, feo el juego del equipo y malo cualquiera de la plantilla. Viendo la patética temporada de los Bobcast el Jordan actual sería titular la próxima temporada. Seguro que a sus 49 años no desmerecía en un equipo que en su juego este año parecía los Charlots del Inserso!

@PacojoSER

  Compartir en Facebook
Fecha | 02.05.2012 15:24

Recomendamos