Chicago Bulls

La redención de Pau Gasol

el

Pau Gasol./ Getty Images

Año nuevo, vida nueva. No hay mejor definición para la carrera de Pau Gasol en este curso baloncestístico 2014-15. Aire fresco para un jugador que hace meses vivía contaminado. Chicago Bulls ha abierto un mundo de posibilidades para Pau. Un conjunto de sonrisas secundadas en pequeños sorbos de una segunda juventud que nunca se fue. A las órdenes de Tom Thibodeau, Gasol parece otro. Y sólo ha vuelto a ser el mismo. Por fin una franquicia alejada de problemas extradeportivos, repleta de ilusiones y con lo más importante: una plantilla candidata al anillo.

Lejos quedaron rumores de traspaso y cenas irrisorias con entrenadores. De nuevo en números de All-Star (18.6 puntos y 10.6 rebotes), con récord positivo (5-2 en la Conferencia Este) y con minutos, relevancia y apoyo de los técnicos. Parece de chiste, pero Pau vuelve a sentirse importante. Sólo necesitaba un equipo donde la única preocupación fuera jugar al baloncesto. Y lo está bordando. Vaya si lo hace. Ofrece soluciones en el poste, desarrolla la mejor versión de su basketball IQ, se adapta a la rotación, sus compañeros le buscan… Conforma, en definitiva, una adaptación mayúscula al estilo de juego que plantean los Bulls.

Jugadores como Derrick Rose, Joakim Noah o Taj Gibson son las piezas que necesitaba el ala-pívot español para volver a sentir la presión de hacerlo bien. Ayudar a un equipo a llegar a lo más alto. Atrás quedaron malas caras, individualismos absurdos, confrontaciones… Chicago le aporta a Gasol todo lo que necesita: un equipo aspirante y una vida nueva en una ciudad acorde a sus gustos. Únicamente el tiempo nos dirá si ha elegido bien, pero lo indudable es que la carrera del de Sant Boi ha dado un vuelco. Para bien o para mal, lo necesitaba más que nunca. Sentirse importante, tocar la cima, luchar por unas Finales. Liberarse. Chicago es la redención de Pau.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU