Cargando Cargando...

La vida sin Westbrook

Russell Westbrook./ Getty Images

“Lo primero de todo, te quiero Russ”. Kevin Durant comenzó así la entrevista a pie de cancha que le realizaron en televisión nada más terminar el tercer partido de la serie de primera ronda de playoffs entre Oklahoma City Thunder y Houston Rockets. El primero que los de OKC jugaban sin Russell Westbrook, que será baja para el resto de las eliminatorias por el título al tener que pasar por quirófano para operarse del menisco. El primero también en el que Kevin Durant estaba ‘solo ante el peligro’ y con todo el peso del equipo a sus espaldas. El primero de una versión desconocida de los Thunder, que jamás habían jugado sin un Russell Westbrook que no se perdía un partido desde el instituto. Comenzaba para Oklahoma City el asalto al trono de la NBA sin una de sus dos piezas claves.

KD siempre ha sido considerado como uno de los jugadores más polifacéticos de la Liga. Su instinto anotador, sus largos brazos, su manejo de balón, su mejorado lanzamiento de larga distancia, su capacidad para correr la pista, su salto… Todo ello ha jugado siempre a su favor y le ha convertido en un jugador privilegiado, que ahora deberá exprimir sus virtudes al máximo. Sin su inseparable Westbrook tiene muchas más responsabilidades, sobre todo en ataque, y las está asumiendo. No es que tenga que jugarse todos los balones que se jugaba el base (que no eran precisamente pocos), pero sí tener mayor presencia en la cancha y ofrecer más que en cualquier otro momento de su carrera su espalda para cargar con sus compañeros. Sus números en los dos partidos que base ha estado ausente, los dos de toma de contacto, fueron de 41 puntos y 14 rebotes en el tercero y 38 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias en el cuarto, pero además ha habido un detalle que han llamado especialmente la atención. Según una estadística de la NBA, Durant botó 230 veces más el balón en el tercer partido de la serie contra Houston que en el segundo. Blanco y en botella.

Esperar que KD llegue y solucione la papeleta, y ya puestos gane él solo el anillo, sería el camino más fácil, pero también algo imposible. El resto de la plantilla, sobre todo en lo que a jugadores exteriores se refiere, tendrá que arrimar el hombro para paliar la baja de Westbrook. ¿Quién aparece en escena? Pues un veterano como Derek Fisher y un joven como Reggie Jackson. El primero ha cumplido con creces, sobre todo de cara al aro, saliendo desde el banquillo y a pesar de los años. Ya saben eso de ‘quien tuvo retuvo’. El segundo ha ido un poco más allá. Jackson no sólo ha aceptado el reto sino que ha tomado el toro por los cuernos. En el primer choque como titular se fue hasta los 14 puntos y en el segundo hasta los 18. Si a esto le sumamos que Kevin Martin parece haber despertado, tal y como dejó claro en el sexto partido de la serie, todo empieza a tomar forma. En Oklahoma City está claro que hay vida más allá de Russell Westbrook, pero ahora hay que ver hasta donde son capaces de aguantar cuando éste no está. De momento, y ante Houston, había mucho margen de maniobra. En segunda ronda de playoffs será otra historia.

@AntonioGil_SOSE

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Oklahoma City Thunder

Continúa la conversación: Foro de los Oklahoma City Thunder

  Compartir en Facebook
Fecha | 22.04.2013 10:45

Recomendamos