Indiana Pacers

Lance Stephenson, fiel a su estilo

el

Lance Stephenson

Tres años después de su salida de Indiana Pacers, Lance Stephenson volvió a jugar como local en el Bankers Life Fieldhouse en un partido en el que quedó claro que la espera mereció la pena. Tras pasar por hasta cinco equipos en ese periodo lejos de Indianapolis, con contratos de apenas unos días en varios casos, la noticia de su vuelta tuvo una gran acogida en la plantilla y él mismo se encargó de poner lo más alto posible el listón: “Probablemente sea como el regreso de Michael Jordan a la NBA o algo parecido, alguien que vuelve de su retiro. Sé que el ambiente va a ser una locura”.

Todos los ojos estaban puestos en él en un duelo clave para las aspiraciones del equipo de meterse en Playoffs -de aquí en adelante todos lo son- y no defraudó. Más allá de sus números -12 puntos, 2 rebotes y 3 asistencias en 25 minutos en cancha- Lance Stephenson demostró que es otro cuando se pone la camiseta de Indiana. Además, los Pacers mostraron otra cara gracias a su presencia. Hace unos días, Paul George le daba un serio toque de atención a sus compañeros por la falta de orgullo y de garra que habían mostrado. Tras el encuentro de este martes ante Toronto Raptors, Myles Turner le dio las gracias a su nuevo compañero por haberle dado al equipo la “chispa” que necesitaban pese a los nervios iniciales.

Le costó encontrar su ritmo: su aportación en sus primeros minutos en la pista fueron cuatro lanzamientos fallados y una falta. Indiana llegó a acumular una desventaja de 19 puntos en el segundo cuarto y se fue al descanso 11 abajo. Lance Stephenson fue de menos a más. Tanto, que sus 12 puntos llegaron en el último cuarto, lo que le valió los elogios de Paul George: “Siempre da lo mejor que tiene en cada partido. Trabaja duro y va a hacer que tú también lo hagas y si hay algo que estás haciendo mal, te lo va a decir”.

Tal era su nivel de excitación que se ‘olvidó’ de esa regla no escrita de la NBA de no anotar en la última posesión de un partido en el que vas muy por delante en el marcador. Se ganó una buena bronca de todos los jugadorses de Toronto, pero, sorprendentemente, no entró al trapo. Paul George lo describió de la mejor manera posible: “Lance es Lance”. Llegó a pedir perdón tras el partido y parecía sincero: “No fue con mala intención. Solo lo hice por los aficionados, que me estaban animando”. Sin embargo, poco después salía a la luz una imagen en la que aparecía con una camiseta de los Raptors en un ‘trolleo’ épico. Un estilo muy particular para disculparse.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU