Cleveland Cavaliers

LeBron James, a defender su trono con uñas y dientes

el

LeBron James, jugador de Cleveland Cavaliers

LeBron James está sentado en el trono de la NBA. Su título de la temporada pasada con Cleveland Cavaliers le ha colocado en una situación de superioridad con la que permitirse el lujo de mirar a sus rivales por encima del hombro. Da igual que otros equipos se hayan reforzado porque, como dice la ranchera, sigue siendo el rey. Normal que el propio ‘King James’ crea que todos los rivales se refuerzan para derrotarle. Al fin y al cabo, todo el mundo quiere su corona. “Siempre oigo decir eso de ‘tenemos que vencer a Lebron’. No es por creernos superiores, pero me doy cuenta de que los equipos están centrados, en la Conferencia Este y en toda la Liga, en tratar de derrotarnos”. Palabra de soberano.

Lo cierto es que LeBron James no está diciendo ninguna barbaridad. El fichaje de Kevin Durant por Golden State Warriors, para unirse a Stephen Curry, Klay Thompson Draymond Green, es una muestra evidente de que los de la bahía de Oakland no quieren volver a caer a manos de los Cavs, o de cualquier otro equipo. Parecido es el caso de New York Knicks y su reconstrucción, en la que Carmelo Anthony tendrá menos responsabilidades que nunca gracias al crecimiento de Kristaps Porzingis y la llegada de Derrick Rose, Joakim Noah, Brandon Jennings Courney Lee. Más de lo mismo con los nuevos Chicago Bulls, que incorporan a Dwyane Wade Rajon Rondo, o los ‘nuevos’ San Antonio Spurs, que cambian a Tim Duncan (retirado) por Pau Gasol.

LeBron James, sin miedo a la realidad

Sin embargo, LeBron James tiene las cosas muy claras. Es consciente de lo que hay y afronta la temporada con las ideas muy claras y sin miedo a nada. “Todos los equipos se han reforzado por la misma razón, que no es otra que tratar de ganar el título. Es lo que quiere Golden State Warriors. Es lo que quiero yo. No me gustaría quedarme estancado. Tenemos buenos jugadores, pero quiero seguir mejorando cada año y tener la oportunidad de ganar el título. Al final todo se reduce a eso”.

Y es que al fin y al cabo, el anillo es la meta final de todos los equipos y jugadores de la NBA cada vez que da inicio una nueva temporada. Así ha sido siempre, incluso cuando el propio LeBron James, como él mismo reconoce, decidió dejar Cavs y mudarse a South Florida para jugar con Miami Heat, junto a Dwyane Wade Chris Bosh, y de ese modo poder derrotar de una vez por todas a unos Boston Celtics que ya se veían invencibles desde la ventana de Cleveland. Ahora sólo hay que esperar a ver si el reinado de ‘El Elegido’ se alarga en el tiempo o hay que vivir una vez más eso de “a rey muerto, rey puesto”.

30 teams, one 🏆 #ThisIsWhyWePlay

Una foto publicada por NBA (@nba) el

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU