Cleveland Cavaliers

LeBron James y la mentalidad del ‘morir matando’

el

LeBron James se ha rendido a los pies de Golden State Warriors, tanto si las Finales 2017 terminan en cuatro partidos como si no. ‘El Rey’ ha cedido el trono y no le tiembla la voz al reconocer que lo hace ante un equipo infinitamente mejor que el suyo, “con cuatro futuros miembros del Hall of Fame”, como ha comentado en alguna ocasión estos días de atrás. Sin embargo, y aunque sólo es cuestión de tiempo que los de la bahía de Oakland den por concluida la eliminatoria, ‘King James’ no piensa tirar la toalla y bajar los brazos ante su adversario. LeBron morirá matando.

El jugador franquicia de Cleveland Cavaliers es un ganador nato. Admite la derrota, pero odia perder, y aunque sólo sea por orgullo no va a entregar el Game 4 de las Finales. Es la versión baloncestística del Íñigo Montoya de “soy Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir”, dispuesto a recibir sablazos a pares antes de hincar la rodilla. Es el Jack Sparrow de la NBA, tal y como bromean desde la cuenta oficial de Instagram del canal televisivo TNT.

Sweep or swim? Can Captain LeBron keep the @cavs afloat? #NBAFinals

Una publicación compartida de NBA on TNT (@nbaontnt) el

Lo que está claro es que, con barrida o sin ella, el legado de LeBron James en el conjunto de Cleveland en particular, la NBA en general y el baloncesto en su máxima expresión es inmenso. Estamos hablando, por números y logros (¡por dios, olvidaos de los dichosos anillos!) del que es posiblemente el mejor jugador de todos los tiempos. De una leyenda viva del deporte de la canasta, que aún no ha dicho su última palabra. Habrá que esperar al año que viene para saber cómo empezará su nuevo discurso, pero tened seguro que ‘El Rey’ volverá con la intención de recuperar el trono. Su trono.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU