Cleveland Cavaliers

LeBron James ve las orejas al lobo

el

LeBron James

LeBron James empieza a perder la paciencia. Y lo peor de todo es que el problema no está sólo en los malos resultados, sino en los resultados que están por venir. Cleveland Cavaliers sigue siendo el máximo aspirante al anillo en la Conferencia Este de la NBA, por su condición de actual campeón y por el bajo nivel de los equipos de la franja derecha de los Estados Unidos. Sin embargo ‘King James’ está mirando más allá del horizonte más cercano, poniendo sus ojos y, sobre todo su mente, en unas hipotéticas Finales contra Golden State Warriors. Es en ese momento cuando ve las orejas al lobo… y sólo estamos a mitad de temporada.

El líder de los Cavs no está contento con la profundidad de banquillo de su equipo y ha pedido a gritos, por activa y por pasiva, que se muevan en los despachos para hacerse con los servicios de un base suplente para Kyrie Irving. Cuando el point guard titular de los del estado de Ohio no rinde al nivel esperado o pasa por momentos de colapso, el conjunto lo nota demasiado. LeBron James tiene que multiplicarse y, como él mismo reconoce, los años no pasan en balde. “Hasta ahora está siendo un 2017 de mierda. Necesitamos un puto base”. Y lo peor de todo es que ‘El Elegido’ tiene razón.

Aunque desde la directiva apuntan a que quizás habría que mirar lo que hay que solucionar con la plantilla que se tiene en lugar de tirar balones fuera y buscar refuerzos, la realidad de todo este asunto es que los Cavs llegarán hasta donde llegue LeBron James. Su estrella está apurando la máquina más de la cuenta y sólo cuenta con el respaldo de fiar de Kyrie Irving y Kevin Love. Como él mismo reconoció, “se hace muy pesado llevar todo el peso entre sólo nosotros tres”. La regular season es muy larga y hay que dosificar fuerzas de cara a las exigencias de los playoffs y de unas Finales que, desde luego, serán de apretar los dientes.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU