Cargando Cargando...

Les toca

Greg Monroe y DeMarcus Cousins./ Getty Images

No son estrellas por edad o porque se encuentran en equipos que no luchan por grandes objetivos. Su calidad dice que podrán hacerlo en un futuro cercano. Alrededor de ellos se crean incógnitas porque no están bien rodeados, por su mentalidad o porque las franquicias a las que defienden no forman parte de la élite.

Greg Monroe y DeMarcus Cousins son dos de los mejores hombres grandes de la NBA. Son jóvenes y su momento aún no ha llegado pero tienen gestos de gran estrella. Cada uno a su estilo. Dos jugadores a los que se debe seguir. No están en la primera línea mediática y, de momento, no acaparan portadas. Esta temporada que comienza en menos de quince días debe ser el curso en el que ambos empiecen a destacar por sacar buenas notas. Cuando el balón termina en las manos de estos artistas pasan cosas. Más o menos llamativas. Cada uno a su manera pero siempre interesantes. Ahora les falta pasar de la diversión a la ambición.

John Wall y Kyrie Irving./ Getty ImagesHay dos hombres exteriores que también forman parte de equipos “perdedores”. John Wall y Kyrie Irving. Evidentemente no descubro a nadie. Pero uno ya juega su tercer año y el otro el segundo. Washington Wizards y Cleveland Cavaliers asarán todo lo suyo en ellos. Reciben más atención que Monroe y Cousins; están más cercanos a las estrellas y es necesario que empiecen a funcionar como candidatos a reinar en un futuro.

Cuatros nombres que aparecen en las listas de futuros dominadores de la liga que ya han mostrado parte de sus capacidades y se les intuyen algunas más que resultan esperanzadoras. También promulgan una exigencia absoluta desde ya. Todos han pasado su primer año; ya conocen la liga lo suficiente para empezar a dar ese primer paso hacia el lugar que les corresponde en el universo de la NBA.

@ICano14

  Compartir en Facebook
Fecha | 17.10.2012 13:06

Recomendamos