Cargando Cargando...

Lo que queda por ver

LaMarcus Aldridge y Marc Gasol./ Getty Images

Fin de Semana de las estrellas superado. Muchos lo han gastado para descansar y otros para disfrutar, pero a partir de ahora todos van a tener que emplearse al máximo en los 30 encuentros (unos más y otros menos) que quedan de temporada regular para cumplir sus primeros objetivos.

Muchas franquicias toman como punto de inflexión el All-Star Weekend para cambiar las tendencias en cuanto a resultados. Cleveland Cavaliers, con el flamante MVP del All-Star Game Kyrie Irving, debe pensar sólo en ir para arriba, sumar victorias y apretar la tabla para intentar meterse en playoffs. Anthony Bennett comienza a aportar a un nivel aceptable para un #1 del draft y Dion Waiters ha vuelto por sus fueros. En su misma vertiente de los Estados Unidos se encuentran New York Knicks. Los de Mike Woodson, que estaban con muchas ganas de moverse antes del trade deadline y al final no hicieron nada, ya no tienen margen de error y lo único que les vale es ganar, ganar y ganar. Tienen en su mano la última oportunidad de contentar a Carmelo Anthony para que siga en la Gran Manzana y llegue a renovar con los Bockers.

En la Conferencia Oeste las cosas deben cambiar para varios equipos. Memphis Grizzlies debe crecer en número de victorias con la vuelta de Marc Gasol tras su esguince de rodilla, y ya lo están haciendo. Pero tienen que marcar la línea a seguir y mantener a sus rivales a raya si quieren repetir participación de 2013 en la postemporada. Portland Trail Blazers, por su parte, comienza a bajar el nivel por el cansancio de sus jugadores, pero parece casi imposible que salgan de los puestos de privilegio. Por último, y no menos importante, el equipo revelación de la temporada debería caer en picado cuando sus rivales directos se empiecen a ver con el agua al cuello. Phoenix Suns, un conjunto más que limitado y sin su fichaje estrella del verano, no pierden la estela de los de arriba. Sin embargo, ni con Goran Dragic al nivel actual podrán aguantar el ritmo cuando el nivel de exigencia aumente.

Pero existe un factor por el que todo esto puede derrumbarse: hablamos de NBA. No puedes esperar nada porque todo puede cambiar en un visto y no visto. Las sorpresas van a estar a la orden del día. ¿Preparados para vivir un final de temporada regular apasionante?

@AHuerta7

  Compartir en Facebook
Fecha | 21.02.2014 09:02

Recomendamos