Cargando Cargando...

London Calling: renacer o morir

Ricky Rubio./ FIBA

No sé si puedes decir tres palabras de un Eurobasket y que una no sea twitter y otra Montes. Andrés siempre marcará tres generaciones. La de ayer, la hoy y la de mañana.

Hoy, no hay partido sin sus menciones. Mañana, ya todas tomarán sus palabras, apodos y expresiones sin necesidad de mentarle, serán de nuestro vocabulario sin más.

Puso mil apodos. Uno me encantaba. ‘Risky Bussines’, para Ricky Rubio. Seguro no esperaba un recorrido tan ‘arriesgado’ para Ricky. Era más un juego de palabras. Al final, acabó clavándola.

El viaje de Ricky a la NBA es duro. Han sido dos años de exposición a todos. A los que siguen el basket y a los que no. La masa es injusta y más con teléfonos 3G al precio de mercado que se encuentran ahora.

Yo –me, myself and I– para Ricky prefería otra cosa. Me encantaba ‘The Prodigy’. El prodigio en aquella época era como llamaban a JR Smith, ahora en Denver, y a un rapper de frágil salud, fácil gatillo y lengua sucia. Y Ricky para mi era eso, un prodigio.

Un prodigio que ha pillado por todos los lados. Y que acumula dos partidos de más ‘olés’ que ‘booos’. Los ha hecho defendiendo, mandando y colocando. Con los robos pasa como con los tapones, mola mucho cuando la tocas. Pero en el fondo, si no eres un salido de ir a palpar todo el rato, no son más que resultados evidentes de otros tantas bolas que has importunado.

Ricky Rubio./ FIBARicky no anota. NO. Y se está dedicando a utilizar su agudeza en cancha a patrullar líneas de pase y a importunar otros bases. Ojo, algunas veces les enseña el camino, con el objetivo de que sea el base quien juegue como mal menor.

Con Ricky hay veces que estás dispuesto a tragarte todo lo dicho y decir ‘lo siento, me equivoqué’, pero siempre te enseña algo. No pasa eso con Pau. Gasol contra Serbia tuvo una nueva prueba. Ivkovic, un zorro plateado dicen, trató de hacer todo lo que pudo. Pero lo hizo todo mal.

No le pudo con un bajito, con un alto NBA, ni con un tarugo que sólo sabía repartir. Ivkovic encima pilló donde no quería. Pau hizo todo de cuatro, o de tres. Penetraciones, tiros de media-larga distancia. La pintura es de su hermano. Marc es un ‘gambler’, un apostador, un fanático de las aventuras extrañas.

Sus tiros de poste no van a tabla. Le gusta buscar red y farda de toque de dedos. No estará en el mejor quinteto del Eurobasket. Lógico. Están Dirk y Pau, y esos reinan en la pintura.

Los que sí van a estar, o deberían, son Nico Batum y Tony Parker. Los americanos dicen que TP tiene el hambre que Nowitzki en Las Finales. Lo dudo. El francés es menos duro y no es tan competitivo. Simplemente es así de bueno, si la salud le acompaña.

Asik./ FIBAPara chapar ya que es hora, poste turco. Contra Alemania, en un duelo que en fútbol seguro vuelve a dividir Berlín, Asik y Kanter me dejaron a cuadros. El segundo es fuerte y mueve los pies con cautela y escuela. Eso se paga en la NBA. Quiero decir, te dan pasta. Sabe lo que tiene que hacer y busca la pintura, para al final encontrar espacios para su mano derecha.

Se lo hizo a tíos más grandes, un poco Kaman y mucho, Nowitzki. Pero la bienvenida a la NBA se la dio Dirk. Se le llevó dos veces al poste y le tiró por encima. 208 centímetros de turco no pudieron con 215 de alemán. Ni él, ni nadie. Pero la historia es que Dirk no necesitó nada más que cargar el brazo y apuntar. Sin aspavientos.

Y Asik… Asik me roba el corazón. Mete un tiro de cinco metros y le hizo a Kaman un mate en la cara. El primer gran poster quizás –por nombres-. Pero me mata que no sea capaz de acabar siendo el peor jugador desde la línea de libres. Hay uno peor que él. No sé quién, me costaría un clic, pero hay cosas que mejor no saber.

London Calling (1): Los martillos polacos
London Calling (2): Alemania es un pepino
London Calling (3):  One man Army
London Calling (4): Proezas del Este
London Calling (5): Hashtag… Twitter
London Calling (5): Patatas Fritas

  Compartir en Facebook
Autor | Jose-Ajero
Fecha | 10.09.2011 18:44

Recomendamos