Cargando Cargando...

Los Bulls dejan atrás 13 años de “sequía”

Carlos Boozer, el mejor de los Bulls con 23 puntos y 10 rebotes, festeja con un grito una de sus canastas ante los Hawks./ Getty Images

ATLANTA HAWKS 73 – CHICAGO BULLS 93 / Serie: 2-4
Estadística completa

“El partido de nuestras vidas”. Así había descrito Derrick Rose este sexto partido de la serie entre su equipo, los Bulls de Chicago, y los Hawks. Y es que el MVP sabía que ganar en Atlanta, cerrar la eliminatoria y alcanzar la final de la Conferencia Este era el primer paso para recuperar el estatus de equipo grande que los Bulls tuvieron entre las décadas 80 y 90. Habían pasado tantos años sin presentarse en una final de Conferencia -13 desde la última en 1998 con Jordan al mando- que las palabras de Roose trataban de contagiar a todos sus compañeros el hambre, el carácter y la raza ganadora que ilumina el juego del excelso base de Chicago.

Y parece que la arenga del MVP surtió efecto de inmediato. Tom Thibodeau, el entrenador de los Bulls nombrado el mejor en la presente campaña, apenas tenía que retocar nada. Su equipo funcionaba con tal precisión y claridad de ideas que la ventaja de 10 puntos al finalizar al primer cuarto le permitió dar descanso a sus titulares y activar a la segunda unidad. Los Hawks no reaccionaban y de tanto mirar a Roose –que anotó 19 puntos y repartió 12 asistencias- perdieron de vista a un Carlos Boozer que –con un doble-doble de 23 puntos y 10 rebotes- se convirtió en el referente ofensivo del equipo de Chicago. Hasta 17 puntos de ventaja (25-42, min. 19) llegó a ser la renta que fijaron los visitantes antes de llegar al descanso con un 35-45. Quedaba tarea, pero se sabían la lección.

Defensa, defensa y defensa
La defensa de los Bulls ha sido y es un ejemplo. Thibodeau es el autor de esta pieza de orfebrería que combina actividad e intensidad. Cada movimiento del balón del rival es acompañado por un ajuste defensivo de sus hombres, que exageran la defensa de ayuda cada vez que el ataque rival se decanta hacia un lado. Esta concentración y orden defensivo de los de Chicago anestesió el ataque de los Hawks, donde sólo la pareja Smith-Johnson –con 18 y 19 puntos, respectivamente- era capaz de abrir algún hueco entre la tela de araña del rival (53-70, al final del 3º cuarto).

Tras una canasta de los de Atlanta –excepción en el 36% en tiros de campo y 1/10 en triples que presentó su estadística final-, los Bulls se lanzaron a la carrera a por la victoria con un 0-8 de parcial que les situaba con 23 puntos de ventaja (55-78) a ocho minutos para cerrar la serie por 4-2. Los aficionados de los Hawks presentes en el Philips Arena se fueron despojando de las camisetas blancas que habían lucido durante el partido y comenzaron a abandonar sus localidades.

Bandera blanca. La franquicia de Atlanta había aguantado hasta el sexto asalto ante un equipo, Chicago Bulls, que sigue avanzando. De momento, que no es poco después de 13 años de penitencia, disputarán a los Heat de Miami el título de campeones de la Conferencia Este. Una final que promete espectáculo e igualdad y que se decidirá al mejor de siete partidos.

LOS MEJORES

  ATLANTA CHICAGO
PUNTOS Johnson 19 Boozer 23
REBOTES Pachulia 13 Boozer 10
ASISTENCIAS Johnson 4 Rose 12

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Atlanta Hawks

Continúa la conversación: Foro de los Atlanta Hawks

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Chicago Bulls

Continúa la conversación: Foro de los Chicago Bulls

  Compartir en Facebook
Fecha | 13.05.2011 04:53

Recomendamos