Cargando Cargando...

Los Celtics dejan en la cuneta a los 76ers y se citan con Miami

Kevin Garnett./ Getty

EL PARTIDO / Boston Celtics 85 – Philadelphia 76ers 75 | Serie: 4-3 | Estadística

Los Celtics disputarán a Miami el título del Este tras superar a los Sixers en las semifinales de Conferencia al ganar por 85-75 el séptimo y definitivo partido de la eliminatoria. Kevin Garnett (18 puntos y 13 puntos) mantuvo al equipo de Boston casi siempre por delante y Rajon Rondo –con un ‘triple doble’ (18 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias) dio la puntilla a los de Philadelphia en un sobresaliente último cuarto.

El partido comenzó sin cadena, sin freno por parte de los locales. El ambiente que se recreó en el TD Garden benefició esta salida en estampida de los Celtics, que se adueñaron de un parcial de 10-2 de inicio. El ala-pívot de los 76ers, Elton Brand, sacó s su equipo del atasco en ataque, un tapón que se formalizaba en unos pésimos porcentajes en el lanzamiento exterior, algo común en la planilla de estadísticas de ambos contendientes. Brand anotó ocho puntos de la primera docena que sumaron los visitantes, que logró borrar ese pobre inicio y llegó a ponerse uno arriba a 41 segundos del final del primer cuarto para cerrar estos doce primeros minutos con empate a 20.

El equipo de Philadelphia tuvo otro cortocircuito anotador durante el segundo cuarto. Trece puntos sumaron los de Pennsylvania. Bien es verdad que la defensa de los Celtics ajustó bien sobre Jrue Holiday y que a Andre Iguodala también lo forzaron a jugarse tiros punteados, pero esta desconexión era tan grave como para que Boston se fuera al descanso con ocho puntos de ventaja (41-33) tras un parcial de 7-1 en menos de dos minutos. Kevin Garnett había sido el jugador más acertado en los de Massachusetts en estos 24 minutos. Un tino que no tuvo ni una diana en el tiro de tres. Una pésime serie de 0/8 en triples de los Celtics y 1/6 de los Sixers. Los porcentajes en el global de los tiros de campo eran sonrojantes: 36% en Boston y 28% de los 76ers.

Tuvieron los Celtics un acelerón en los primeros cuatro minutos del tercer cuarto al aprovechar la desorientación que sufrieron los Sixers en ese tiempo (49-38, min. 28). Y todo ello sin sumar un triple. Philly se reengachó con un 0-7 de parcial (49-45). Un atisbo de atasco se apreció en Boston y fue Paul Pierce el jugador que indicó a su equipo el camino a seguir. “The Truth” despertó y poco después lo hizo Iguodala. Los Sixers se llevaron el parcial de este cuarto 14-19, pero la ventaja seguía del lado local a 12 minutos del final de este partido de desempate (55-52).

Ray Allen, todo un especialista que no pasa por un buen momento físico, fue el jugador que – a 9:51 minutos del final- consiguió levantar al público al anotar el primer triple de los Celtics tras 14 fallos (60-54). Minutos más tarde, Allen volvió a anotar otra bomba de tres puntos (69-61, a 5:51 min.), pero los 76ers ni mucho menos tiraban la toalla.

Paul Pierce cometió la sexta falta personal que le mandó al banquillo. Un momento delicado a 4:16 del final que coincidió con el despertar de Rajon Rondo, que sumó siete puntos consecutivos tras la eliminación de su compañero (78-68, a 2:09 min.). El base de los Celtics sentenció el partido y siguió sumando puntos. El TD Garden coreó ‘MVP’ a su base y aplaudió a rabiar cuando la bocina avisó del final del partido. Los Celtics están en la final de Conferencia.

LOS PROTAGONISTAS: Kevin Garnett y Rajon Rondo (Boston Celtics)
Garnett fue el hombre que siempre mantuvo a su equipo, pero el que rompió el partido y liquidó la serie fue Rajon Rondo. El base cuajó unos antológicos cuatro últimos minutos. Su ‘triple doble’ también queda para la historia.

EL DATO:
El pésimo porcentaje en el lanzamiento exterior atascó en muchos momentos a ambos equipos, pero realmente pésimo fue la serie de lanzamientos triples de los Celtics. Ray Allen fue el jugador que limpió en parte ese enorme borrón en la estadística de Boston, y lo hizo cuando su equipo más lo necesitaba. Allen anotó el primer triple a 9:51 minutos del final tras 14 fallos globales del equipo. Al final, la serie se quedó en un pobre 3/17 (17%)

LA IMAGEN:

Aficionados de los Celtics en el TD Garden./ Getty

Orgullo Celtic, orgullo verde. Era un día clave. Ganar y seguir o perder e irse de vacaciones. Los fieles seguidores de los Boston Celtics así lo entendieron y un buen puñado de ellos se vistió de arriba abajo con ese color que tanto luce en diferentes partes del mundo. Verde, mucho verde.

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Boston Celtics

Continúa la conversación: Foro de los Boston Celtics

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Philadelphia 76ers

Continúa la conversación: Foro de los Philadelphia 76ers

  Compartir en Facebook
Fecha | 27.05.2012 05:00

Recomendamos