Dallas Mavericks

Los Mavericks reinan en la NBA

el

MIAMI HEAT 95 – DALLAS MAVERICKS 105 / Serie: 2-4
Estadística completa

Los Mavericks se proclaman campeones de la NBA por vez primera en su historia. Los Heat se fundieron ante la exhibición de Jason Terry (25 puntos), quien suplió con solvencia la falta de acierto de Dirk Nowitzki en los dos primeros cuartos. El alemán (21 puntos y 11 rebotes) despertó en el último cuarto para sentenciar el choque. Kidd y Barea dominaron el ritmo y los de Florida no tuvieron opción alguna de forzar el desempate (95-105). El equipo de Texas se toma así la venganza por el título perdido en el 2006 ante el mismo rival.

Si Rick Carlisle, entrenador de los Mavs, tomó días atrás la decisión de variar su quinteto al introducir en él a JJ Barea, Erick Spoelstra, técnico de Miami, varió su cinco titular en el sexto partido de las Finales y fue Mario Chalmers el que tomó el lugar de Mike Bibby. Era un cambio de look que pedían a gritos los especialistas y que fue bien recibido por los seguidores de los Heat. Bajo esa variación técnica en la posición de base de los locales, LeBron James comenzó a dar señales de recuperación y confianza. Nueve puntos anotó un James que dejó por momentos su facetado de pasador y se le vio con hambre de puntos. Su equipo y sus compañeros se lo agradecían. Los Heat ofrecían su mejor versión del ‘Big Three’ y esto se traducía en una ventaja de nueve puntos en seis minutos de partido (20-11).

A Dallas se le presentaba otro problema al irse Dirk Nowitzki al banquillo con dos faltas personales. Un cambio robotizado partido tras partido, pero que esta vez se consumaba minutos antes de lo programado obligado por las circunstancias. Los Mavs protegían la pintura con una defensa zonal y Jason Terry era el elegido por Carlisle para solucionar el atasco ofensivo que sufrían los texanos. Y ‘Jet’ Terry respondió como él mejor sabe, sacando a pasear su muñeca y logrando con sus triples un parcial de 7-21 que silenciaba el American Airlines de Miami. Dallas mandaba al final del primer cuarto (27-32) con el Dirk en el banquillo.

La segunda unidad de los Heat saltó a la cancha con el peor panorama (28-40, min. 15). Doce puntos de desventaja y LeBron en el banquillo. Si los Mavericks emergieron con el alemán en el banco, los de Florida también reaccionaron sin James en cancha. Era el momento de los secundarios y ahí destacó Eddie House que, con nueve puntos en los dos primeros cuartos, fue el jugador que lanzó a los suyos a recuperar el ritmo y conseguir endosar un 14-0 de parcial que frenaba y borraba la escapada visitante (42-40, a 6:25 minutos del final).

Nowitzki se fue al descanso con una pésima serie de 1/12 en tiros de campo. Pobre bagaje para un jugador acostumbrado a llegar a esos minutos con su casillero de anotación bien cargado. Dirk sólo consiguió tres puntos, pero esa carencia fue cubierta por los 19 tantos que aportó Terry en los primeros 24 minutos. Los Mavs seguían por delante (51-53, al descanso).

Y LeBron volvió a renunciar a sus tiros nada más comenzar el tercer cuarto. Esa falta de confianza se atisbaba al dar inicio su recital de pases incluso cuando se encontraba sin defensor. Spoesltra solicitaba tiempo muerto tras encajar los Heat un 5-10 de parcial (56-63, a 8:54 minutos del final del tercer cuarto).

Y toda la falta de confianza que le faltaba a ‘King’ James, le sobraba a Wade. ‘Flash’ comenzó su guerra contra todos, incluso pecando de exceso. Sus revoluciones subían según se acercaba el final y trataba de multiplicarse tanto en defensa como en ataque. D-Wade luchaba por alargar la serie cuando el horizonte no era halagüeño (65-72, min. 36).

Sin reacción de los Heat, apareció Dirk
Los Heat no reaccionaban. Les faltaba la actividad defensiva que tan buen resultado le había dado en playoffs. Sin sacrificio no hay premio. Dallas daba otro saltito y una canasta sobre la bocina que anunciaba el final del tercer periodo del francés Mahinmi subía a +9 la diferencia favorable a los de Dallas (72-81). A 12 minutos para la gloria.
Spoelstra dejó a LeBron en el banquillo al dar comienzo el último cuarto. Algo poco imaginable al comienzo de estas Finales. Era el momento de los valientes y el técnico de los Heat no tenía cuenta a un referente. Y si hablamos de valientes hay que nombra a JJ Barea y Jason Terry. Un triple del boricua, tres puntos de ‘Jet’ y otra canasta con sello puertorriqueño mantenían a los Mavs por delante (77-89) a 8:12 minutos del ¿final de las Finales?

Tocaba la remontada, la heroica de los Heat. El ‘Big Three’, en pista con Chalmers y Haslem. Defender, correr y anotar. Ese era el mensaje si los de Florida quería seguir con vida. Pero Kidd impartió magisterio. Al base de los Mavs no le hace falta tener el balón para mandar. Hasta 90 segundos retuvo la posesión el equipo de Dallas. Fallo y rebote de Chadler, otro fallo y rechace del mismo hasta que Dirk ajusticiaba (89-101, a 2:23). Miami bajaba la cabeza y saludaba al campeón. Dallas ya tienen su título NBA y Dirk, Kidd y cia. lucirán con orgullo ese anhelado anillo. Jason Terry ya lo enseñaba en su brazo… Grandes Mavs.

LOS MEJORES

MIAMI DALLAS
PUNTOS LeBron 21 Terry 27
REBOTES Haslem 9 Nowitzki 11
ASISTENCIAS Chalmers 7 Kidd 8
Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU