Draft

Magic Johnson bebe los vientos por Lonzo Ball… y más le vale

el

Magic Johnson y Lonzo Ball, miembros de Los Angeles Lakers

“Por favor, no rompas todos mis récords [en Los Angeles Lakers]. Deja alguno”. Magic Johnson alagaba entre bromas y risas a Lonzo Ball desde el mismo momento en el que ambos tomaban asiento ante los medios de prensa. El novato del conjunto angelino era presentado en sociedad junto al hombre que ha confiado plenamente en él. El mismo que le llamó por teléfono instantes antes de que se hiciese oficial la elección de los Lakers en la nochedel Draft 2017. El mismo que será el primer señalado si el invento de confiar en el hijo de LaVar Ball como el futuro de la franquicia de púrpura y oro.

Hasta el momento, sólo unos días después de la ceremonia del draft, Magic Johnson no ha parado de piropear al joven ¿prodigio?. “Lonzo Ball es la nueva cara de los Lakers. Nos llevará de vuelta adonde queremos estar”, “viéndo jugar a Lonzo me veo a mí mismo. Veo a Jason Kidd”, “tiene dotes para liderar al equipo y posee un gran ‘basketball IQ'”,”es el jugador sobre el que construir un equipo y volver a ganar”. La leyenda de Los Angeles Lakers y actual presidente de la franquicia lo tiene claro. O al menos pretende que todo el mundo lo tenga. Si algún medio o periodista no quiere escribir auténticas maravillas sobre Lonzo Ball, que no sea porque Magic Johnson no se lo ha puesto en bandeja. Hay que vender el muñeco y hacer ver a todo el mundo que el joven recién llegado a la NBA no es sólo el primogénito de un padre polémico y bocazas que no para de dar la nota, sino un buen jugador de baloncesto capaz de levantar a un equipo que está a la deriva y sin remos desde la retirada de (¡en pie!) Kobe Bryant. Una responsabilidad que ya ha caído sobre los hombros de Lonzo… aunque de momento la sonrisa más famosa de la historia de la Liga le ayude a soportar el peso.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU