Cargando Cargando...

Miami vuelve a tomar la delantera ante Indiana

LeBron James./ Getty Images

INDIANA PACERS (1) – MIAMI HEAT (2): 96-114.

· LA ESTRELLA: Dwyane Wade (Miami). Lideró al equipo sin tener que ser el máximo anotador. Estuvo a la altura de lo que se espera de él, a pesar de sus molestias en las rodillas y dirigió repartiendo asistencias al tiempo que sumaba dianas.
· EL ESTRELLADO:  Lance Stephenson (Indiana). Sufrió durante todo el partido. En el tiempo que estuvo en cancha sólo anotó 2/10 en tiros de campo, y los dos lanzamientos convertidos fueron triples. Su equipo necesita que vuelva a brillar como ante los Knicks.

Los Miami Heat llegaron a casa de los Indiana Pacers para mostrar su versión de campeones de la NBA, algo que quedó más que patente sobre el parquet y que les llevó a conseguir la victoria en el tercer partido de las Finales de la Conferencia Este con una facilidad que no estaba en el guión según lo que se había visto en los dos encuentros anteriores. Los de South Beach colocaron los cimientos de su éxito durante una primera mitad en la que fueron prácticamente imparables, anotando 70 puntos con unos porcentajes de tiro para el recuerdo.

Dwyane Wade se erigió como la antorcha a seguir en los Heat y acabó el partido con 18 puntos y 8 asistencias, mientras que LeBron James hacía esta vez la función de escudero y firmaba 22 puntos. Los cinco titulares de Miami se fueron por encima de los 15 puntos y además contaron con un Chris Andersen (9 puntos y 9 rebotes) perfecto en anotación y que dio alas al equipo desde el banquillo. En Indiana se encomendaron al juego interior de Roy Hibbert (20 puntos y 17 rebotes) y David West (21 puntos y 10 rebotes), pero el juego exterior no acompañó al mismo nivel.

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Indiana Pacers

Continúa la conversación: Foro de los Indiana Pacers

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Miami Heat

Continúa la conversación: Foro de los Miami Heat

  Compartir en Facebook
Fecha | 27.05.2013 05:43

Recomendamos