Cargando Cargando...

Milwaukee, la franquicia invisible

Brandon Knight y O.J. Mayo./ Getty Images

En la NBA hay equipos o franquicias, más o menos queridas y admiradas. Todos los aficionados tienen, por unos u otros motivos, un favorito. Puede ser por la ciudad o por el juego desarrollado, o por alguna estrella que juegue allí. Luego hay algunos conjuntos que prácticamente pasan desapercibidos. Que no están en la mente de los aficionados, excepto alguna rara excepción. Uno de ellos es, sin duda, Milwaukee Bucks, pese a que la franquicia de Wisconsin es una de las históricas de la liga. Nada más y nada menos que fue la encargada de dar la oportunidad a un joven Lew Alcindor, que sería conocido posteriormente como Kareem Abdul-Jabbar. Junto a Oscar Robertson dominó la competición en los primeros años 70 y lograron el título en 1971. Después llegaría una larga travesía del desierto que aún hoy perdura.

Durante muchos años la mediocridad se instaló en la franquicia de los ciervos. Sin embargo el sistema de regeneración de la NBA que es el draft propició la llegada a los Bucks a mediados de los 90 de Ray Allen y Glenn Robinson y a finales de esa década, bajo la sabia batuta de George Karl, los Bucks conformaron un ‘Big Three’ formado por Sam Cassel, Robinson y Allen, con el que llegaron a la Finales de Conferencia. Fue sólo un chispazo. Una breve alegría para los seguidores de esta franquicia. Después las malas elecciones en el draft, entre las que Yi Jianlian o Andrew Bogut son sólo algunos ejemplos, han hecho que el conjunto de Wisconsin pase por la NBA sin más pena que gloria. Sus intentos de reconstrucción no han sido acertados y esto le ha llevado a un periodo de indefinición. El máximo objetivo de la franquicia pasa por llegar a playoffs, pero no ganan una ronda en postemporada desde 2001.

Ray Allen./ Getty Images

Para este nuevo curso que acaba de comenzar son el conjunto que más caras nuevas presenta.Hasta 11 nuevos jugadores han llegado al Bradley Center, pero aún así esta remodelación ha pasado desapercibida. Son otros conjuntos como Philadelphia 76ers u Orlando Magic quienes se han llevado un mayor número de análisis e incluso felicitaciones por su apuesta clara por un buen puesto en el próximo draft. Los nombres de Jabari Parker, Marcus Smart o Andrew Wiggins están en la mente de muchos de cara a guiar un proyecto ganador en los próximos años. Pero los Bucks parece que no quieren mirar a esa opción. Parece que quieren seguir en busca de la identidad perdida hace muchos años. En el equipo actual hay jugadores interesantes como Larry Sanders, O.J. Mayo o Brandon Knight, pero falta un líder capaz de llevar a la franquicia más allá de una clasificación para los playoffs.

En la actualidad los Bucks son un conjunto en el que hay buenos jugadores, que no se me malinterprete, pero carecen de espíritu. No son un equipo atractivo para el aficionado medio y si las cosas no cambian, continuarán durante mucho tiempo instalados en la zona media de la liga. Se mantendrán alrededor del 50% de victorias y tal vez logren clasificarse para los playoffs, pero  no lograrán destacar. No lograrán ‘venderse’. El camino elegido por los dirigentes de Milwaukee es éste. El problema puede ser que la desilusión se apodere del Bradley Center y que no solo sea una franquicia invisible para el resto del mundo, sino también que su ciudad le de la espalda.

@g_artetxe

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Milwaukee Bucks

Continúa la conversación: Foro de los Milwaukee Bucks

  Compartir en Facebook
Fecha | 15.11.2013 03:40

Recomendamos