Chicago Bulls

Mirotic quiere volver a sonreír

el

Nikola Mirotic

Nikola Mirotic esperaba que su tercera temporada en la NBA fuera la de su explosión definitiva. Pese a la llegada de Dwyane Wade al equipo -lo que conllevaría que Jimmy Butler le cerrara la puerta en el puesto de alero- el ex del Real Madrid aspiraba a asentarse como ‘4’ titular en una liga en la que cada vez priman más los hombres altos que se manejan bien lejos de la pintura. Sin embargo, Taj Gibson le ganó la batalla y el hispano-montenegrino quedó relegado a un claro rol de suplente. Además, sus números en el tiro -los más bajos desde su llegada a la liga- y su reciente episodio de indisciplina que él asegura que solo fue un olvido tampoco le han ayudado.

El nuevo técnico de Chicago Bulls, Fred Hoiberg, no le dio ni un solo minuto en el partido del jueves ante Milwaukee Bucks y, al día siguiente, Mirotic no se presentó en el entrenamiento de tiro que el equipo tenía programado por la tarde. “Me olvidé completamente. Teníamos doble sesión y me olvidé. No soy de esa clase de personas. Incluso si las cosas no van como a mí me gustaría, soy muy profesional”, dijo el jugador, que aseguró que su ‘olvido’ no tenía nada que ver con haberse quedado sin jugar la noche anterior. Para colmo, esa noche tampoco saltó a la pista en el ‘back-to-back’ ante el conjunto de Wisconsin, algo que le dejó desconcertado: “Ha sido duro, porque es la primera vez en mi carrera que sucede algo así, pero es una decisión del entrenador y tengo que respetarlo”. No obstante, Hoiberg dejó claro que la situación era reversible y que Mirotic tendría otra oportunidad.

Dicho y hecho, pues en el siguiente partido de los Bulls, tan solo tres días después de este incidente, le volvió a dar minutos y no tuvo problema en elogiarle públicamente tras su buena actuación. “Ha sido el primero en el gimnasio desde la semana pasada, haciendo trabajo extra. Cuando te sacan de la rotación es muy importante trabajar para intentar volver”, dijo Hoiberg después de los 13 puntos en 21 minutos de su pupilo. “Ha sido un momento difícil. No estoy acostumbrado a estar sentado, pero seguí trabajando duro para estar listo cuando me llamaran”, comentó el jugador.

Mirotic firmó un 50% de acierto en tiros de campo (5/10) y en triples (3/6) ante Boston Celtics, recuperando sensaciones tras un inicio de temporada nefasto precisamente en estos apartados (38.7% y 29.6% hasta ahora, respectivamente). Hoiberg es consciente de que el internacional español puede jugar un papel importante en su esquema: “Le necesitamos por cómo abre la cancha. Puede tirar y también hacer jugadas. Es un jugador inteligente”. Esta semana, Chicago se mide ante Washington Wizards en el United Center y viaja a Charlotte y San Antonio, nuevas oportunidades para que Mirotic demuestre que su reciente mejoría no ha sido un espejismo y vuelva a sonreír sobre la cancha.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU