Cargando Cargando...

Money, money

Dwyane Wade y un grupo de compañeros de la selección USA en Beijing 2008./ Getty

No pretendo que este artículo sea una oda al patriotismo y mucho menos al barato, ese que se proclama a los cuatro vientos en situaciones más o menos comprometidas. Y cuando digo comprometidas me refiero a aquellas precedidas de un desliz mediático como el protagonizado días atrás por Dwayne Wade y Ray Allen, que pidieron una contraprestación económica por defender la camiseta de los States en los Juegos.

En el país de las barras y estrellas, el patriotismo “sentido” debe valer muchos dólares porque con la misma rapidez con la que solicitaban una retribución económica Wade, uno de los fijos en las últimas citas olímpicas, se vio obligado a matizar e incluso a argumentar su petición inicial con el desgaste físico, los beneficios que obtiene USA Basketball, etc, etc…

El debate puede llegar a ser políticamente incorrecto, pero se ha abierto la caja de los truenos. La camiseta de tu país ¿es cuestión de filantropía? ¿o de money, money? Convencida estoy de que argumentos a favor y en contra de las dos posturas -como las meigas- ‘haberlas haylas‘.

Tal vez ha llegado el momento de que se aparque la corrección política y se escriban las cosas con todas las letras. Si en su día dejaron de acudir al “USA Team” los jugadores universitarios y son los profesionales de la NBA los que sacan las castañas del fuego y mantienen el status del combinado americano, maltrecho en algunas de las ultimas citas parece razonable que éstos perciban un sueldo.

El crecimiento del basket en muchos rincones del mundo puso en tela de juicio la supremacia del basket estadounidense. Los Dream Team universitarios ya no ganaban los titulos. Un revolcón tiene un pase debieron pensar en la USA Basketball, dos son inaceptables. Y recurrieron a los NBA. Y digo yo, ¿esto tiene un precio o no?

Nadie, en cualquier caso, ha puesto una pistola en el pecho a ningún NBA para que acuda a las citas de su selección. Los jugadores han tenido libertad para elegir. Y una vez han elegido bien es verdad que se han puesto los mecanismos para que que no se “borren” y acabe siendo un circo hacer una lista para Juegos o Mundiales -especialmente estos últimos-, a excepción de Turquía 2010.

Cierto es también que los jugadores no regresan de la selección con las alforjas vacias, porque disponen de dietas diarias. La federación americana recibe por medalla olímpica una cantidad económica por metal conquistado (que destina a sus programas de formación) y las firmas comerciales se rascan el bolsillo, pero tampoco es como para tirar cohetes el montante de lo percibido.

Yo, sin embargo, dudo que el dinero sea aliciente para jugadores con tan altos contratos e ingresos por atípicos, ¿o si?

La postura politicamente correcta sería aquella que defiende el amor al país, la bandera, etc, … Esos argumentos patriotas que no parecen estar muy de moda en estos tiempos que corren y que hasta obsoletos e incluso casposos podrían parecer.

Ha llegado el momento de quitarse la careta y aceptar que hay cosas que sí se hacen por el ¿money, money?

@pilarcasado

  Compartir en Facebook
Fecha | 16.04.2012 15:14

Recomendamos