Cargando Cargando...

Noche histórica en el streetball neoyorquino

Dyckman Basketball./ Antonio Gil

El miércoles 20 de julio de 2011 era una fecha marcada en el calendario de cientos (¿miles?) de aficionados al streetball en New York. El prestigioso torneo de Dyckman acogía el partido con mayor hype y trascendencia de la última década. Antes de disputarse algunos lo clasificaron como “el partido del año”, otros como “el partido de la década” y los más optimistas como “el partido del siglo”. Team Nike y Ooh Way Records se enfrentaron en un encuentro de máxima rivalidad y una vez que sonó el bocinazo final se puede decir abiertamente que todas las etiquetas previas que se le colgaron al choque estaban en lo cierto. La velada de Dyckman pasó automáticamente a la historia del streetball neoyorquino gracias a un partido épico del que se hablará durante años, lustros, décadas…

Ponerse en situación es tan fácil como decir que los dos mejores equipos del baloncesto de asfalto de la Gran Manzana se medían en un partido con tanta expectación que cuatro horas antes del salto inicial ya congregaba a más de 300 personas haciendo cola para entrar en el parque donde se disputaría. Los ingredientes del encuentro eran morbo, rivalidad y, sobre todo, mucho crack sobre el asfalto del Monsignor Kett Playground. Haciendo un repaso rápido de los jugadores vestidos de corto nos encontramos con un NBA ( Sundiata Gaines), varios ACB (Darren Phillip y Quinton Hosley), un dos veces MVP en Australia (Corey ‘Homicide’ Williams), jóvenes recientemente graduados en la universidad y con experiencia NCAA (Corey Fisher, Jeremy Hazell, Dwigth Hardy), una leyenda del playground y Nike Player of the Year en 2009 (Adris ‘2Hard2Guard’ DeLeon), un dos veces máximo anotador nacional en la NCAA (Keydren Clark), el Nike Player of the Year en 2010 (Antwan Dobie)… Ingredientes de lujo bien aderezados con una grada a rebosar y tan encima del juego que era imposible lanzar triples desde las esquinas o ver las líneas de banda.

¿El resultado? Un encuentro muy ajustado y resulto en los últimos segundos, victoria para Ooh Way Records, derrota del hasta el momento invicto Team Nike y una página para la historia. Un partido que marcó un antes y un después en lo que significa el streetball en la Meca del baloncesto. Una velada sobre la que hay mucho que contar y sobre la que os hablaré largo y tendido en algo que desde ya tengo entre manos… ¿o debería decir entre teclas?

VÍDEO: Así es como Dwight Hardy cierra el partido para Ooh Way

Dyckman Basketball./ Antonio Gil

  Compartir en Facebook
Autor | Antonio Gil
Fecha | 21.07.2011 09:04

Recomendamos