Lockout

Nos sobran los motivos

el

Pau Gasol, a su llegada al aeropuerto de LA tras caer en Dallas./Getty

La irrupción de Ricky en la NBA, Rudy con la camiseta de los Mavericks, el retorno de Gasol y los Lakers, los Heat con ganas de revancha, la confirmación de Chicago y Memphis, los progresos de los Knicks… este año nos sobraban los motivos para ilusionarnos. No me equivoco si me atrevo a decir que se nos presentaba la temporada con más alicientes y más atractiva de los últimos años. Sin embargo, salvo que ocurra un milagro, nos vamos a quedar sin ella, en parte o totalmente. ¿Por qué? Pues porque los dueños dicen que pierden mucho dinero, y hay que pagar menos a los jugadores y los jugadores dicen que no se pierde tanto dinero, y que bajarse es sueldo si, pero no tanto, oiga.

Sinceramente, si me pongo en la piel de unos y otros, puedo llegar a entenderlos a todos. Si tienes un equipo y te genera pérdidas, lo más fácil es reducir esas pérdidas bajando los salarios de tus trabajadores. Y por otro lado, si tú eres un deportista de altísimo nivel, y estás acostumbrado a un nivel de vida, te cuesta asumir que tengas que renunciar a parte de lo que sacas tu a cambio de muchos esfuerzos y de renunciar a muchas cosas por estar ahí y mantenerte. Pero queda una parte, quizás las más importantes, que es la que sale más perjudicada: los aficionados que nos quedamos sin ver nuestro deporte favorito, a nuestros ídolos y a nuestros equipos, y que también ponemos bastantes granitos de arena para que ellos sean lo que son. A nosotros, mileuristas, casi todos, nos queda esperar a que se pongan de acuerdo en si en los próximos años son más millonarios o menos…

Espero realmente que sea pronto, y que no tengamos que esperar demasiado, porque, citando a Sabina, “Nos sobran los Motivos” para pegarnos al televisor la próxima temporada, y disfrutar. Y porque ya produce bastante mono esperar hasta finales de octubre a que empiece una temporada normal. Mejor no imaginar cómo será esperar hasta enero del año que viene, o quizá más… Maldito dinero todopoderoso, que puede dividir y clasificarlo todo hasta cerrar con llave y candado una de las competiciones más importantes que existen.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU