Cargando Cargando...

Nowitzki, el ‘monstruo’ alemán

Dirk Nowitzki, la estrella de los Mavericks de Dallas./Getty Images“Este chico es un genio, si quiere entrar en la NBA puede llamarme”, vaticinó Charles Barkley tras sufrir un mate ‘in his face’ de a un joven alemán espigado de 19 años en un torneo de exhibición.

Seguramente todos sepan de quién estamos hablando pero resulta curioso recordar que en ese momento Dirk Nowitzki todavía jugaba en el equipo de su pequeña ciudad en la Segunda División alemana.

Nowitzki provenía de una familia de deportistas. Su padre fue un internacional de balonmano por Alemania Occidental y su madre también representó a su país aunque en su caso fue en el deporte de la canasta.

El natural de Wurzburgo no comenzó a practicar basket hasta los 13 años, después de probar con el balonmano y el tenis, y lo hizo por una única razón: “para evitar las burlas de mis compañeros que me llamaban el ‘monstruo’”.

Este caso de crueldad infantil tuvo un final feliz ya que a los 15 años un exjugador de la selección alemana, Holger Geschwindner, lo descubrió. “Un día en 1994 vi a este muchacho que instintivamente estaba haciendo todas las cosas correctas sin conocer el juego por lo que le pregunté: ¿Quién practica contigo?”. “Nadie” , contestó Nowitzky.

A pesar de ese talento innato el ‘monstruo’ alemán no lo tuvo fácil para alcanzar su sueño de jugar en la NBA. Con 20 años y tras cumplir con el servicio militar obligatorio de su país Nowitzki fue drafteado en el puesto nueve por los Milwaukee Bucks que lo enviaron a Dallas a cambio de Robert Traylor –otro de los cientos de jugadores que luego no dieron el rendimiento esperado en la Liga profesional norteamericana-.

Los Mavs le deben mucho al técnico Don Nelson que intuyó el potencial del rookie europeo y confió en él a pesar de que tuvo un difícil proceso de adaptación. Sus 2’13 hacían pensar que podía tratarse de un pívot pero su forma de jugar y su excepcional tiro no coincidían con la de un jugador interior al uso.

El resto ya es conocido por todos los aficionados. Su actual entrenador en Dallas, Rick Carlisle, dice que “Nowitzki es uno de los 10 mejores jugadores de la historia”. También lo han comparado con Larry Bird y esta temporada ha vuelto a llevar a Dallas a lo más alto superando a Portland, a los campeones Lakers y a los Thunder en la final de Conferencia. Tal vez resulten exagerados estos comentarios pero para quién dude de que estamos ante uno de los grandes del baloncesto aquí dejo una de las estadísticas que tanto gustan a los analistas NBA: Dirk Nowitzki es uno de los cuatro únicos jugadores de la historia que han promediado o promedian al menos 25 puntos y 10 rebotes en su carrera de playoffs.

Sin duda, el jugador franquicia de la última década en Dallas es uno de los precursores como Sabonis, Petrovic, Kukoc, Divac, Stojakovic o Gasol que han hecho posible que ver jugadores europeos en la NBA ahora resulte habitual.

El ‘monstruo’ alemán, ‘Robin Hood’ como le llamaba el inolvidable Andrés Montés, ya es historia del basket pero como el fugitivo del Bosque de Sherwood quiere tener un objeto dorado para culminar su leyenda, un anillo… ¿lo conseguirá?

@CeballosPaco

  Compartir en Facebook
Fecha | 27.05.2011 11:48

Recomendamos