Draft

La importancia de ser el #1 del draft

el

El jugador que consigue ser el #1 del draft de la NBA pasa a la historia desde ese momento. Es un hito inolvidable. Significa que eres el elegido, el que está llamado a reinar en el baloncesto en los años siguientes. Hay drafts con mucho nivel, y otros bastante malos, pero la primera elección debería ser una figura mundial. Los últimos años, se conoce quién va a ser el primero desde meses atrás, porque suele ser un crack desde pequeño o desde la universidad. Pero no todo es tan bonito siempre. La presión que tiene ser el primero, el tener que demostrar ser el mejor en cada momento, el dinero que ven pasar por sus ojos, siendo muy jóvenes todavía y las innumerables promesas de cada franquicia pueden quebrar la mente de cualquier jugador, y hacerle pasar a la historia, como tantos otros, como uno de los #1 malditos.

En los últimos 16 años, 9 jugadores que han sido el #1 han sido o son jugadores top en la NBA. Yao Ming, Lebron James, Dwight Howard, Derrick Rose, Blake Griffin, John Wall, Kyrie Irving, Anthony Davis, e incluyo aquí al último, porque, a pesar de ser aún rookie, está dejando ver que va a ser una gran estrella, Andrew Wiggins. Tres jugadores se han quedado en tierra de nadie, entre la ilusión y la decepción, acercándose más a este último punto, sin demostrar su valía como #1. Kenyon Martin, Andrew Bogut y Andrea Bargnani. Peor se pone su nivel cuando ves que en el draft del año 2000, cuando Jamal Crawford fue el #8. Chris Paul fue el #4 en 2005 y LaMarcus Aldridge fue #2 en 2006.

Respecto a las desilusiones, 5 han sido #1 para caer en el olvido o para pasar por la NBA sin pena ni gloria. En 1998, Michael Olowokandi fue primero, cayendo Vince Carter al quinto y Dirk Nowitzki al noveno. En 1999, Elton Brand fue la figura, y Baron Davis cayó al tercer puesto. En 2001 estamos ante el año de Kwame Brown. Dejaron pasar a Pau Gasol hasta el #3, a Zach Randolph al #19 y a Tony Parker al #28. En 2007, Greg Oden adelantó en el draft a Kevin Durant, y en 2013, Anthony Bennett fue la sorpresa, quedando, por ejemplo, Michael Carter-Williams en la posición #11. Curiosamente, todas estas decepciones eran jugadores interiores. Las razones por las que  han fracasado son varias, pero debe ser un duro golpe desilusionar a tanta gente, quizás un golpe irreparable.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU