Cargando Cargando...

Oklahoma, canto a la esperanza

Kevin Durant y LeBron James./ Getty Images

Estas finales de la NBA han dejado dos cosas: un gran ganador y un gran perdedor. Y no sé deciros si el uno lo es gracias al otro o viceversa. Me explico. Desde el segundo partido en Oklahoma City, Miami parecía destinado llevarse el anillo este año. Eso sí, nadie predijo que lo haría barriendo a los Thunder con cuatro victorias consecutivas después de sufrir una auténtico calvario contra Pacers y Boston.

Entonces, ¿el anillo de los Heat se debe a su gran nivel de juego? ¿o quizá los Thunder han jugado realmente mal? No creo que sean excluyentes. La explosión de Wade en el segundo partido en OKC, que mantuvo hasta el final, el resurgir de Bosh, la inteligencia de Battier, los triples de Miller (los 7 que se clavó en el quinto partido) y el todopoderoso LeBron James son argumentos suficientes para respaldar el campeonato de Miami. Un triunfo totalmente justo.

No olvidemos que los hombres de Spoelstra han dominado los cinco encuentros desde el primer bocinazo, incluyendo el que perdieron en el Chesapeake Arena: un enorme Kevin Durant, con Ibaka taponando a diestro y siniestro en la retaguardia, consiguieron darle la vuelta en el último cuarto. Desde entonces, las finales han sido un monólogo del ‘Big Three’ de la Costa Este.

¿Y Oklahoma? Diluido. Sinceramente, creo que dos errores muy graves les han obligado ir a rebufo toda la serie. Con un Chesapeake engalanado para las grandes ocasiones, los jugadores de Brooks se despertaron con resaca en el primer cuarto del segundo partido. Miami se llegó a ir de 17 puntos. Al final, una canasta fallida de ‘Durantula’ les pudo dar la victoria, pero no nos engañemos: no era necesario haber llegado a ese extremo. ¿Y el segundo? Pues ahí lo tenéis de nuevo. El descalabro del equipo en el tercer cuarto del último encuentro, donde llegaron a perder de 25 puntos (75-90), hipotecó el partido para los Thunder y la final de la NBA.

Kevin Durant./ Getty ImagesQuizá una de las razones sea la falta de experiencia de un equipo cuyo quinteto inicial es el segundo más joven de la liga. Puntualizo el ‘quizá’ porque no creo que el papel de los Thunder en esta serie se reduzca sólo a su juventud. A buen seguro que habrán aprendido una buena lección de cara a los próximos Playoffs.

Ahora tienen que digerir la amargura, poner encima de la mesa el contrato de Ibaka (entre otros) y sobre todo, arroparse entre los miles de aficionados que les estarán esperando en Oklahoma con una sonrisa de oreja a oreja, sincera y pura, agradecidos por haberles hecho tan si quiera soñar con el anillo. Una ciudad que debe vivir la sensación de haber perdido una batalla, pero no la guerra.

Si nada se tuerce, parece que el futuro es suyo.

@javierluquem

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Miami Heat

Continúa la conversación: Foro de los Miami Heat

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Oklahoma City Thunder

Continúa la conversación: Foro de los Oklahoma City Thunder

  Compartir en Facebook
Fecha | 22.06.2012 08:06

Recomendamos