Miami Heat

Thunder vs. Heat, la previa

el

NBA Finals./ Getty Images

MIAMI GANARÁ SI…

LeBron James quiere y no se arruga cuando no debe hacerlo. ‘King James’ está jugando a un nivel casi sobrehumano. Lo hizo contra los Boston Celtics y todo apunta que seguirá haciéndolo contra los Oklahoma City Thunder. En principio podría darle la victoria a Miami casi él solito, pero si Dwyane Wade ayuda las cosas serían mucho más fáciles para los de South Florida. ‘Flash’ está jugando, estadísticamente hablando, a la sombra de LeBron durante casi todos los playoffs, pero su labor sobre el parquet es muchas, muchísimas, veces impagable. Rebotea, se va hacia el aro, corre al contraataque. Si ambos jugadores se siguen compenetrando como hasta ahora podrían dar bastantes quebraderos de cabeza a los de OKC. Por último no habría que dejar en el olvido a la figura de Chris Bosh. Todo apunta a que el ala-pívot volverá al quinteto titular, pero lo más importante es que maximice su aportación durante los minutos que esté en cancha y su estado físico le permita.

OKLAHOMA GANARÁ SI…

consiguen frenar a LeBron y además Kevin Durant brilla como debería. La defensa de los Thunder debería poner todo su empeño en que ‘El Elegido’ no firmase los números que hizo durante los últimos partidos de la Final de Conferencia Este contra Boston. De rayar a ese nivel la cosa se complicaría muchísimo para los de OKC. Sin embargo, conseguir este objetivo no asegura la victoria para los del Wild West, ya que Miami cuenta con otras armas en su arsenal (Dwyane Wade sin ir más lejos). Russell Westbrook deberá estar a la altura de sus partidos más recientes y seleccionar bien sus tiros al margen de que anote más o menos puntos, además de tener en cuenta que sería más que positivo que James Harden mantuviera esa chispa de los minutos finales de los encuentros que está teniendo hasta ahora. Y aquí entre precisamente el factor que podría ser más determinante para Oklahoma City: de llegar a finales ajustados, los Thunder tienen muchas más papeletas para la victoria que los Heat.

EL PROTAGONISTA ESTÁ LLAMADO A SER…

LeBron James. Y lo será para lo bueno o para lo malo. Es el precio que tiene que pagar un jugador que acarrea una fama tan grande como su talento. ‘King James’ estará en los titulares, tanto si gana el anillo como si lo pierde. En el caso de coronarse se hablará de él como el jugador que por fin logra su meta de obtener un título de campeón (aunque seguro que más de uno comentará que aún le faltan muchos para ser el más grande). En el caso de no ser el vencedor se hablará de él como el mayor fracasado de las Finales y el eterno aspirante al campeonato. Esto es tan real como que en el caso de perder la serie contra los Thunder, LeBron robará protagonismo a los campeones. Ya se sabe eso de que tiene seguidores y detractores por partes iguales. ¡Ah! Y podría ser el primer jugador en la historia de la NBA en firmar un ‘triple doble’ en unas Finales desde Magic Johnson.

EL DUELO ESTRELLA LO PROTAGONIZARÁN…

…evidentemente, LeBron James y Kevin Durant. Son las dos estrellas máximas de una pléyade de varios astros que pisarán el parquet en las Finales de 2012. Decir que serán los únicos ‘nombres propios’ de la eliminatoria sería mentir vilmente, pero quitarles el protagonismo casi absoluto parecería poco menos que faltar al respeto a dos futuros miembros del Hall of Fame. Uno de los dos saldrá de esta serie con su primer anillo. El otro deberá seguir esperando. Sin embargo, el espectáculo que todo aficionado al baloncesto, ya sea fan o ‘hater’, va a presencia promete ser algo a la altura de los grandes enfrentamientos cara a cara de todos los tiempos. Tanto que antes de esta previa de las Finales ya le dedicamos unas líneas exclusivas.

EL TAPADO DE LA SERIE SERÁ…

Derek Fisher. Otros jugadores como Mario Chalmers, Thabo Sefolosha, Shane Battier o, especialmente, Serge Ibaka tienen muchas opciones de protagonizar acciones o incluso partidos en los que ser resolutivos como ‘tapados’ de la serie, pero ninguno tiene más opciones que Derek Fisher. Lo ha hecho en el pasado y lo puede seguir haciendo en el presente. Los años no han hecho desaparecer su instinto de ‘killer’. No digo que vaya a ser precisamente él quien se juegue las patatas calientes en OKC, pero tampoco descarto que su puntería aparezca en momentos claves. Eso sí, su experiencia en Finales de la NBA (su octava presencia en ellas) le hace una especie única en cualquiera de los dos equipos. Es el toque de veteranía en el vestuario y el banquillo que necesitan unos jóvenes Thunder para triunfar.

TRES DETALLES A LOS QUE PRESTAR ATENCIÓN SERÁN…

…La aportación de James Harden desde el banquillo es un plus para los Thunder. En Miami no tienen ningún jugador con las mismas posibilidades que Harden saliendo desde el banco, y con esto nos referimos a 17.6 puntos, 5.2 rebotes y 3.3 asistencias durante estos playoffs.

…Los tiros libres. Mientras que ambos equipos se encuentran más o menos parejos en lo que se refiere a porcentajes de tiros de campo y triples, la diferencia es mucho mayor desde la línea de personal. Oklahoma City firma un 83.5% y Miami Heat un 72.3%. Lo dicho antes con los finales apretados…

…La defensa de Miami tendrá que apretar los dientes más que en ninguna otra serie. Hasta ahora los Heat han permitido en playoffs 88.1 puntos por noche a sus rivales, pero en las Finales se van a enfrentar a unos Thunder que anotan una media de 102.3 tantos. Si el ritmo lo marca OKC la cosa se pondrá cuesta arriba para Miami.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU