Los Angeles Lakers

El pasado más oscuro de Metta World Peace

el

Metta World Peace

Uno de los referentes de Los Angeles Lakers y que se niega a retirarse es Metta World Peace, quien luego de terminar la temporada con el equipo angelino antes de tiempo por la eliminación en la Regular Season ha participado en el documental Mind/Game: The Unquiet Journey Of Chamique Holdsclaw que repasa algunos detalles íntimos de sus invitados y comparte de una manera diferente las dificultades y problemas que sufrió el jugador que fue diagnosticado con depresión y trastorno bipolar.

Este jugador de los Lakers, que en su momento dedicó el anillo ganado a su siquiatra, conversó con Sports Illustrated sobre la salud mental de los jugadores de la NBA que han tenido algunos inconvenientes en su juventud y esto ha terminado por superarse en la etapa mayor gracias al trabajo y control que se ha hecho por parte de los equipos sobre este tema.

Pese a ser un país que tiene grandes posibilidades, los problemas que sufrieron cuando era niño llevó a Metta a contar que “con 13 años aprendí a vender droga”, ya que en su grupo de amigos estaban “los que jugaban al baloncesto, los que también fumaban marihuana, los que además vendían drogas y los que tenían armas y disparaban”, un hecho hasta ahora desconocido.

Metta World Peace sabe que su pasado lo hace mejor persona hoy

Asimismo, este jugador de 39 años contó que se crió con sus padres, pero que cuando ellos no estaban, se podía hacer lo que quisiera, razón por la cual, “a veces te puedes meter en problemas como todos los adolescentes. Yo tenía amigos que cometieron errores e hicieron cosas que no deberían”.

También tuvo tiempo para contar que cuando necesitó dinero recurrió a trabajos como este, donde conseguía según él ‘dinero fácil’, ya que los que tenían la droga le daban el dinero que nadie más le podía dar. “Dinero fácil y rápido que venía de las calles y se convierte en un hábito. Un hábito que odio, que no es bueno y me siento mal por los niños que se crían así. No hay nada bueno en este aprendizaje en el que salen dañadas miles de personas. El crack mata”, apuntó.

Sin embargo, el jugador agradeció el apoyo y la ayuda de sus padres, “que me ayudaron mucho a ser quien soy” y explicó que su hermano mayor estuvo sentenciado a 10 años de prisión federal por las drogas, un hecho que él no quiso repetir y que hoy cuando se da cuenta de lo que logró en la NBA agradece por la segunda oportunidad que tuvo.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU