Cargando Cargando...

Pasión, frustración y alegría en los derbis de la NBA

Legends./ Basket4us

Desde Los Angeles, Javier Luque.-

Sigo con el trabajo de campo por la calles de Los Angeles para desgranar el impacto de la NBA en la sociedad angelina. Coincidiendo con la eliminatoria  de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el FC Barcelona, el clásico de la Liga BBVA,  me acerqué esta vez al Legends. Para quien no esté familiarizado con el lugar, es el pub de referencia para ver eventos deportivos en la Second Street, una de las principales avenidas en Long Beach, al sur de L.A.

Mi objetivo era doble: ver del partido de fútbol y entrevistar a David Copley, gerente del local y una de las personas que vive día a día el furor de los clientes/aficionados que se agolpan en sus pantallas para disfrutar de la NBA.

Copley, de origen irlandés, sabe muy bién la pasión con la que se vive en España un clásico…

¿Es equiparable al sentimiento de los aficionados ante uno de los ‘classic games’ de la NBA, Lakers vs. Celtics?

Evidentemente. La gente ve el partido con los nervios a flor de piel. Quizá no sean tan expresivos como los aficionados en España, pero la intensidad emocional con la viven un Lakers-Celtics, o más recientemente un Clippers-Lakers, es muy alta.

David Copley./ Basket4us

Entonces, ¿cómo descargan los aficionados la frustración tras una derrota o la alegría tras conseguir una victoria?

Hay reacciones de todo tipo. En algún momento clave del partido sí puedes ver como los aficionados gritan a la ‘pantalla’ porque una decisión arbitral perjudica a los Lakers… pero son momentos puntuales y que se concentran, sobre todo, en el último cuarto, cuando el resultado es muy apretado.

Imagino que toda esa pasión es algo que no se pudo vivir antes de Navidad debido al lockout de la NBA…

Hay otros deportes ‘rey’ aquí en Estados Unidos, como el fútbol americano, pero está claro que sin la NBA perdimos cerca del 25% de los clientes. Algo que también sufrieron otros pubs en Los Ángeles.

Parece que la vuelta de la mejor liga de baloncesto del mundo también ha traído nuevas alegrías al negocio.

Así es. Pero sobre todo nos gusta ver el lugar completamente desbordado como pasó en el derbi entre los Clippers contra los Lakers. La gente sonreía, gritaba, se enfadaba… en resúmen, vivía toda una experiencia social que, creo, pocos deportes pueden provocar de forma tan generalizada.

@javierluquem

  Compartir en Facebook
Fecha | 19.01.2012 19:09

Recomendamos