NBA

Pau y Marc Gasol, las dos caras de una misma moneda

el

Pau Gasol, Marc Gasol

Han pasado ya 18 años desde que Pau Gasol iniciara su andadura profesional al otro lado del charco. Casi dos décadas en las que hemos visto brillar al jugador de Barcelona en cinco de los grandes equipos de la NBA: Memphis Grizzlies (2001-2008), Lakers (2008-2014), Chicago Bulls (2014-2016), San Antonio Spurs (2016-2019) y finalmente Milwaukee Bucks, en el que actualmente milita. En este tiempo, el catalán ha conseguido alzarse con dos anillos de la NBA, curiosamente de manera consecutiva y de la mano de los Lakers, además de ostentar tres campeonatos de la Conferencia Oeste y cinco campeonatos de la División Pacífico. A todo ello debemos añadir su palmarés con la selección española, en el que destacan especialmente los tres Oros de los Eurosbasket de 2009, 2011 y 2015, el Oro del Mundial de Japón de 2006, las dos Platas en los Juegos Olímpicos de Pekín (2008) y Londres (2012) y el Bronce de los Juegos Olímpicos de Río en 2016.

Con estos datos sobre la mesa se puede afirmar, sin lugar a dudas, que la trayectoria del catalán ha sido espectacular desde el momento en que decidió abandonar la Liga ACB para competir en la NBA. No obstante, hace ya tiempo que su rendimiento no es el mismo y todo parece indicar que sus días en el baloncesto de primer nivel, al menos como jugador, están muy próximos a su fin. Con 38 años, 39 en julio, Pau Gasol se posiciona como uno de los jugadores más veteranos de la competición, y si bien es cierto que ha habido casos de jugadores que se mantuvieron en la pista una vez superada esa cifra -Nat Hickey se retiró a los 45 años, Kevin Willis a los 44, Robert Parish a los 43 y Dikembe Mutombo a los 42, entre otros- también lo es que su rendimiento físico ha ido disminuyendo en las últimas temporadas, al igual que los minutos en cada partido.

La decisión del pívot de Sant Boi de abandonar los Spurs a mediados de campaña para pasar a formar parte de la franquicia de Wisconsin se entendió como un modo de ampliar sus posibilidades sobre la pista, sobre todo teniendo en cuenta que con los Spurs llegó a perderse más de una veintena de partidos por una lesión en su pie izquierdo. Sin embargo, su llegada a los Bucks no fue la esperada y Gasol fue relegado al banquillo, a pesar de que el equipo recalcó que lo consideraban como una pieza clave, ya que su experiencia podía ser crucial en los playoffs. La mala suerte se cebó con Gasol, y es que los pocos minutos (30 en total) que el catalán estuvo en la pista con su nuevo equipo fueron suficientes para que se agravara la lesión en el pie izquierdo que arrastraba desde principios de temporada. De esta forma, el pívot ha permanecido en el banquillo desde mediados de marzo (aterrizó en los Bucks el 3 de ese mismo mes), tratando su dolencia de manera conservadora, aunque el progreso no ha sido el deseado y finalmente Pau ha tenido que pasar por quirófano.

Esta operación, que se llevó a cabo a principios de mayo en Wisconsin, no solo ha dejado a Pau de baja para el resto de la temporada, sino que también supondrá su ausencia en el Mundial de China. Este ha sido, sin duda, un gran mazazo para el combinado nacional, que por primera vez disputará una cita internacional sin Pau ni Navarro entre sus filas. Sergio Scariolo, que además de técnico de la selección también es ayudante en los Raptors, ha afirmado que la baja de Pau deja al equipo huérfano y con la moral hundida, no solo por ser una piedra angular dentro de la organización del juego sino por ser un histórico de la ÑBA. Por otra parte, y aunque siempre se ha mostrado muy sereno ante los problemas físicos, el estado anímico de Pau tampoco pasa por sus mejores momentos. La lesión del catalán no solo firma su peor temporada en lo que lleva en la NBA, sino que lo ha apartado de la que previsiblemente sería su última cita mundialista. En el horizonte todavía se perfilan los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 pero todo parece indicar, más aún, teniendo en cuenta la concatenación de lesiones, que Pau no formará parte del equipo que defenderá la camiseta de España el próximo año.

El que sí está viviendo una temporada fantástica es su hermano Marc. El pequeño de los Gasol brilla con luz propia en la liga estadounidense, a la que llegó hace ahora 12 años de la mano de Pau. Su último gran logro ha sido llegar a la final de NBA de la mano de los Toronto Raptors. Curiosamente, los Raptors han conseguido el puesto de finalistas tras eliminar a los Milwaukee Bucks, el equipo de Pau, por 4 victorias a 2 en el cómputo global de las finales de la Conferencia Este. Así, la franquicia de Toronto ha dado la sorpresa, causando un auténtico revuelo mediático y disparando las estrategias de bonus comerciales de los comparadores de pronósticos, ya que los Bucks eran los grandes favoritos. Los de Wisconsin presentaban el mejor balance de la temporada regular y se habían hecho con la victoria en los dos primeros encuentros, pero el buen hacer de los Raptors, y en especial de Kawhi Leonard, sobre la pista finalmente dio sus frutos.

El equipo comando por Nick Nurse se cuela así por primera vez en su historia en la final de la NBA. También será la primera para Marc y la segunda para su compañero de equipo Serge Ibaka, aunque los dos españoles son conscientes de que llevarse el anillo a casa no será tarea fácil. Al otro lado se encuentran los Warriors, quienes defenderán el título no solo como vigentes campeones sino también como finalistas de las últimas cinco campañas.

El catalán, que se ha mostrado inmensamente feliz por el resultado, también ha afirmado que siempre le quedará la espinita clavada por no haberse podido enfrentar a Pau en los playoffs. Con todo, la vista está puesta ahora en la gran final que tendrá lugar entre el 31 de mayo y el 6 de junio. Después, Marc se preparará para viajar a Japón con la selección para la que, en sus propias palabrasserá una de sus última citas internacionales.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU