Cargando Cargando...

Perdóname, Tayshaun

Tayshaun Prince./ Getty Images

Amagué en mi cabeza un buen número de veces con escribirle algo al último superviviente de los Pistons campeones, Tayshaun Prince, viéndolo tan solo en el solar que un día fue prado. Caprichos de la inercia de los días, nunca lo hice. Alimentaba las ganas de escribir el sino desdichado de una franquicia que es ejemplo viviente del vaivén natural de los ciclos, crecimiento y luego recesión, ganar y luego perder. Los Bad Boys de Larry Brown y Flip Saunders se descompusieron con la velocidad de las tiendas que liquidan existencias al calor de la decadencia inevitable –léase mercado pequeño y pésimas decisiones del GM-. Quedó Prince como el que barría los estantes vacíos, cancerbero de un castillo desvencijado y triste del que habían empeñado hasta las jambas de las puertas. Pensé en escribirle varias veces, pero no lo hice. Y ahora que deja el equipo lo haré finalmente con la vergüenza de haber esperado hasta demasiado tarde, como el coro de fariseos que honran al hombre no en vida sino cuando ya está muerto.

Le recuerdo bien de aquel partido con Kentucky en el que metió cinco triples consecutivos según comenzó el partido, los primeros 15 puntos de su equipo; cinco triples sin fallo, el último de ellos desde 9 metros. Tenía 21 años y aún jugaba en la Universidad. Luego Tayshaun llegó a los pros y cayó con méritos en ese equipo genial de los Pistons que llevó a la franquicia de Michigan a conquistar la NBA. En ese vestuario Prince era claramente el chico low profile en ese equipo low profile tan carente de individualidades reseñables, algo que quedaría retratado en la elección del All Star Game 2006, cuando todo el quinteto titular piston fue seleccionado menos él. Pero no hay que llevar a engaño: en 2004 Prince ya era importante en la liga y promediaba 14 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias por partido. Ése sería el equipo, decíamos, que consiguió bajar al suelo a los Lakers de Kobe, Shaq, Payton y Malone, cuando casi les barrieron en las Finales de 2004, y también los mismos Pistons a los les separó una distancia ínfima, una brizna de azar y un triple de Horry, de su segundo anillo en 2005. Después de aquello el equipo siguió viviendo holgadamente por encima de las simbólicas 50 victorias en temporada regular, pero ya nunca volverían a las Finales. Primero se fue Ben Wallace, agente libre revalorizado con destino a Chicago. Luego irían desfilando Rasheed, muy cercano a su retirada; Mr Big Shot Chauncey Billups, que también apuraba sus últimos años de brillo; y el último sería Rip Hamilton, quizá el mayor talento ofensivo de todos, compañero con el que Prince confiaba capear las vacas flacas de Detroit, pero que finalmente también terminó marchándose. En abril de 2009 el equipo era eliminado en primera ronda de Playoffs por los Cavaliers de Lebron por 4-0. No volverían a postemporada y así se cerraba el círculo triunfal comenzado varios años antes.

Tayshaun era el más joven de todos pero se quedó a despedirlos uno por uno. Las gradas vacías del Palace of Auburn Hills confirman el luto, así como la misma ciudad exterior, aún revalorizada por Obama y la revivida General Motors, pero que lampa desde hace años con sus descampados vacíos, su pobreza sistémica y su óxido de otro tiempo. En Detroit consumió Tayshaun sus días de juventud mezclando éxito y fracaso con la nada completa como aspiración deportiva en los últimos años, los recientes. Ahora con casi 32 años le surge una oportunidad grata en Memphis y yo por fin me decido a escribir sobre ti, confiando en que sepas perdonar mi oportunismo y mi retraso. No voy a fingir que eras importante cuando no eras noticia, pero sí puedo decirte, Tayshaun, que a veces me acordaba de ti y de tu soledad en Detroit, siendo lo que has sido. Parece improbable que vuelvas a reverdecer laureles pero al menos en Tennessee podrás volver a sentirte un jugador de baloncesto relevante, más allá del ventajismo de plumillas como nosotros, siempre al acecho de los titulares y las necrológicas.

@CarlosZumer

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Detroit Pistons

Continúa la conversación: Foro de los Detroit Pistons

  Compartir en Facebook
Fecha | 01.02.2013 18:02

Recomendamos