Cargando Cargando...

Pero ¿le han contado al Real Madrid cómo es Rudy?

Rudy Fernández, en su debut con la camiseta del Real Madrid./ Foto: Real Madrid

Pues parece que al final Rudy Fernández hasta termina haciéndonos caso –indirectamente, claro- y a lo mejor acaba no pisando Dallas. En aquel artículo, si alguien recuerda, elucubrábamos sobre cómo le podría ir a un mallorquín en la árida y anodina ciudad tejana, independientemente de la inmejorable oportunidad profesional que para él iba a suponer jugar en el actual campeón de la NBA.

Pero Lockout mediante, Rudy ha firmado por el Real Madrid. El tiempo y las negociaciones dirán si finalmente cumple su periplo en los Mavericks y a continuación emprende su etapa blanca, o si directamente se instala aquí y aquello se queda en el sueño de una noche de verano, muy calurosa eso sí.

El Real Madrid necesita como agua de mayo figuras de la talla del ex Trail Blazers para estimular la sección, alicaída como sabemos desde la última Liga que se ganó con Joan Plaza. Lo que no sabemos, nadie sabe, es qué Rudy Fernández nos vamos a encontrar. Y aquí enlazo con una teoría que tendría largo desarrollo y desmenuce pero que aquí voy a intentar despachar casi al vuelo, partiendo de la pregunta: ¿convierte indefectiblemente la NBA en mejor a cualquier jugador?

Pues mire usted, depende, que diría un gallego. Si juegas muchos minutos, si lo haces en un equipo de los grandes, si encima te conviertes en determinante, no cabe duda. Y ahí está el caso de Pau Gasol. En Memphis creció, sobre todo físicamente, pero ya cuando se fue a los Lakers dio un salto de calidad decisivo que todos hemos visto. A Marc también le están sentando muy bien por ahora los aires de Tennessee y es de esperar que tenga la misma oportunidad de salto y con el mismo efecto, o con que sea más o menos parecido nos vale.

En cambio, quizás Navarro no perdió enteros como jugador porque solo estuvo un año allí. Aparte de estar perdiendo dinero a raudales, me da la impresión de que el de Sant Feliú de LLobregat se aburrió como una ostra, no ya fuera, que está claro, sino dentro de las canchas, donde no hacía otra cosa que hincharse a tirar y meter triples. Creo que su rápido viaje de vuelta a la Liga ACB le vino –y nos vino- de perlas, como hemos apreciado y disfrutado durante toda la semana pasada. Tenemos el caso de Sergio Rodríguez, que no ha vuelto a la selección tras su paso por la mejor liga del mundo, por cierto también juega en el Real Madrid.

Entonces, la pregunta inevitable: ¿es este Rudy que llega al Madrid mejor o peor jugador que el que se fue en 2008? Aquel era incontenible, máximo anotador de la liga española y pletórico en los JJOO de Pekín. Pero no se le ha visto una actuación ni parecida en sus siguientes comparecencias con la selección. Tampoco en este Eurobasket aunque, eso sí, en la final se acercó mucho a su mejor versión.

En sus tres temporadas en Portland, el mallorquín no ha tenido, claro, los minutos ni el protagonismo que en aquel DKV. Y eso que llegó como la espuma, 16 puntos en su debut, no se cortó un pelo en postularse y ser nominado para el concurso de mates. Su primera temporada fue notable. Pero a partir del segundo año se la ha hecho cuesta arriba, la operación de espalda, la falta de continuidad, declaraciones, multas… y en definitiva, menos minutos y cada vez más encasillado como triplista. ¿Ha afectado todo esto a sus prestaciones? ¿Momentánea o endémicamente? ¿Es reversible su estado, volveremos a ver al asombroso Rudy de 2008?

Pues tendré mis dudas, pero donde no las tengo es en cuanto a que un tipo de su calidad se merece toda la confianza y todas las expectativas que se depositen en él. En tanto no se demuestre lo contrario, el Madrid ha hecho un gran fichaje y cuanto antes lo disfrute, mejor. Rudy, vente pa Madrid.

@EnriquedePablo

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Dallas Mavericks

Continúa la conversación: Foro de los Dallas Mavericks

  Compartir en Facebook
Fecha | 24.09.2011 17:11

Recomendamos