NBA

Philaldephia 76ers, ¿otro año igual?

el

Michael Carter-Williams./ Getty Images

Como en el resto del universo NBA, en Philadelphia 76ers se esperaba el Draft de 2014 con gran expectación, pero las decisiones tomadas no parecen presagiar nada bueno para el futuro inmediato de la histórica franquicia. Tras un año para olvidar en lo deportivo, las esperanzas de muchos aficionados de Philly estaban depositadas en la noche del 26 de junio, en la que la franquicia tenía a su disposición hasta 7 elecciones. En una lotería que puede marcar un antes y un después por la calidad de muchos de sus actores los Sixers contaban con 2 elecciones entre los 10 primeros… pero ahí se acabaron las buenas noticias. Pasado un tiempo prudencial para el análisis, se puede decir que a los aficionados de Philadelphia les espera otro año sin demasiadas esperanzas. El proceso de reconstrucción va a ser largo. Y más viendo el camino tomado por el general manager Sam Hinkie.

Hace unos meses ya explicaba que, a mi juicio, los movimientos previos al draft habían sido inteligentes, sobre todo teniendo en cuenta la calidad de los jugadores que se iban a presentar. En una hornada de tanto talento, la segunda ronda podía proporcionar gratas sorpresas, y las 5 elecciones acumuladas podían resultar sabrosas. La realidad ha sido bien distinta y se puede decir que los 76ers han tirado sus 2 primeras elecciones. Ni Joel Embiid ni Dario Saric jugarán en Philadelphia en la temporada 2014-15. El primero acudió lesionado a la ‘la noche de los sueños’ y estará de baja entre 5 y 8 meses. Teniendo en cuenta los precedentes con Nerlens Noel, es casi seguro que no se vestirá de corto durante toda la campaña. Por su parte, el croata ha firmado para las tres próximas temporadas con el Anadolu Efes de Turquía.

En este escenario las esperanzas de los aficionados de Philly deben centrarse en las elecciones de segunda ronda. K.J. McDaniels, Jerami Grant, Vasilije Micic o Jordan McRae centran todas las miradas. A pesar de las buenas actuaciones en Summer League de McDaniels (11 puntos por partido) o McRae (19.6 puntos) no son de esperar puestas en escena deslumbrantes en regular season. Aun así, estoy convencido de que el trabajo de Brett Brown dará sus frutos y que sorprenderá algún jugador, como ya ocurrió la pasada temporada con los casos de Tony Wroten o de James Anderson.

A pesar de alguna que otra alegría, que puede pasar por la confirmación de Michael Carter-Williams o las actuaciones del esperado Noel, los Sixers vivirán, a buen seguro, otra temporada de transición por no decir de infierno. Si el año pasado igualaron el récord de derrotas consecutivas el futuro no parece muy halagüeño y las derrotas seguirán llegando al Wells Fargo Center.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU