Milwaukee Bucks

Rasheed Wallace celebra al grito de “ball don’t lie!” un error del rival

el

Rasheed Wallace tiene una de las ‘bocazas’ más grandes de la NBA en la actualidad. El jugador de los New York Knicks lleva el trash talk al límite y lo emplea con rivales, árbitros, fans, entrenadores y hasta compañeros. La última víctima de su afilada lengua fue Austin Rivers. Los colegiados señalaron una falta bastante ‘floja’ de Sheed sobre el base de los New Orleans Hornets, que acto seguido falló el primero de los dos tiros libres de los que dispuso. ¿Reacción de Wallce? Gritar a los cuatro vientos un elocuente “Ball don’t lie!” (“¡El balón no miente!”) en referencia a que el fallo de Rivers se debió a ‘justicia divina’.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=Tzp7J1de8vg’]
.
No es la primera vez que Sheed lleva a cabo este ‘grito protesta’ sino que hace cinco años ya sacó a relucir su “Ball don’t lie!” cuando fue castigado con una falta más que dudosa ante Andrew Bogut. Desde entonces ha repetido en distintas ocasiones a lo largo de su carrera en la Liga su particular protesta.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=kkhWeEGyIdI’]

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU