Cargando Cargando...

Rebelados contra el ‘tanking’

Evan Turner y Michael Carter-Williams./ Getty Images

Los expertos de la NBA deben estar tirándose de los pelos cuando echan un vistazo a la clasificación de la Conferencia Este. Habían pronosticado que Philadelphia 76ers era el peor equipo de la temporada 2013-14. Además, eran los principales candidatos a llevar a cabo el uso del tanking, es decir, buscar obtener el peor récord de la Liga para optar a los mejores puestos del Draft 2014. Pero no, en Pensilvania, y bajo el asombro de casi todos, se viven momentos felices.

Los Sixers ocupan la cuarta plaza en el Este cuando se escriben estas líneas, sólo por detrás de Indiana Pacers, Miami Heat y Chicago Bulls. ¿Quién iba a poder presagiar algo así a estas alturas? Más bien pocos. Si nos fijamos en que los de Brett Brown han superado ya los 10 partidos de temporada regular. Un equipo joven, inexperto y a priori de bajo nivel que ha derrotado a franquicias de renombre como Miami, Chicago o Houston Rockets, siendo un equipo comandado por un entrenador novato. Al igual que Jeff Hornacek con los Phoenix Suns, Brett Brown está logrando la motivación suficiente en su plantilla. Y tan sólo es su primer año al mando.

Los de Philly despliegan quinteto formado por Michael Carter-Williams, Evan Turner, James Anderson, Thaddeus Young y Spencer Hawes de center, a la espera del lesionado Nerlens Noel. Desde luego, los Sixers no asustan demasiado por nombres, pero todos ellos juegan con un único objetivo, convertir la intensidad en victorias. Un grupo en el que la principal motivación quizá sea callar a aquellos que les pronosticaban menos de 20 victorias esta campaña. Y, de momento, la cosa va por buen camino.

Michael Carter-Williams./ Getty Images

Un juego rápido, con posesiones cortas y especial capacidad para contagiar al rival un ritmo descontrolado en el partido. Brown ha dado con la tecla regalando esta libertad a un equipo al que le viene como anillo al dedo. El rookie Michael Carter-Williams es una de las sensaciones de este inicio de temporada. Un base de 1.98 de altura que ha maravillado hasta al mismísimo Magic Johnson, que apuesta por él como principal candidato a convertirse en el Novato del Año. Un jugador cuyo mayor defecto son las pérdidas de balón, que justifica con 2.63 robos por encuentro.

James Anderson y Tony Wrotten también son sorpresas significativas. Ambos están anotando muchos puntos e incluso protagonizando momentos decisivos para su equipo. El center Spencer Hawes también está rindiendo a gran nivel, mejorando a pasos agigantados su defensa, promediando un ‘doble-doble’ por partido y con un sorprendente 48% de acierto en triples. Por último, ThaddeusYoung sigue a buen nivel y Evan Turner es el eje absoluto del equipo, promediando 23.4 puntos con casi un 50% de acierto en tiros de campo.

En definitiva, no sabemos cuánto durará esta situación en Philadelphia, pero lo que sí está claro es que la NBA es, en numerosas ocasiones, impredecible. Y es que lo que están logrando estos Sixers es increíble. Ya lo decía la propia Liga: “Where amazing happens”.

@SergioBR10

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Philadelphia 76ers

Continúa la conversación: Foro de los Philadelphia 76ers

  Compartir en Facebook
Fecha | 19.11.2013 04:20

Recomendamos