Chicago Bulls

Michael Jordan y su regreso a las canchas

el

Michael Jordan de Chicago Bulls

“I’m back”, fueron las palabras de Michael Jordan el 18 de marzo de 1995, día en el que con un corto y explícito comunicado, el regreso del mejor jugador en la historia del baloncesto norteamericano a la actividad, luego de abandonar el béisbol, tras un paso corto por este deporte en el que no tuvo mucho éxito como él pensaba.

Jordan, que duró 21 meses jugando con Birmingham Barons, equipo afiliado de Chicago White Sox de las ligas menores de béisbol, decidió regresar a jugar baloncesto tras 630 días por cuenta de la cancelación de las Finales de la liga de este deporte, a lo que el circulo cercano comentó:

“No era algo esperado. Si no hubiera sido por la huelga en el béisbol, no estoy seguro de que hubiera vuelto, ni en ese momento, ni nunca. Estaba disfrutando de sí mismo. Al realmente le gustaba la camaradería con sus nuevos compañeros y la menor fanfarria en torno a él”, dijo Curtis Polk, mano derecha de su agente en la NBA, David Falk.

Cuando el jugador decidió volver, en un principio se habló de 15 partidos, pero finalmente fueron 17 que dieron comienzo con el duelo ante Indiana Pacers que se convirtió en un encuentro especial por el regreso del jugador, un día después del comunicado oficial, es decir, el 19 de marzo. Según se recuerda, por aquel anuncio, el equipo de Indiana tuvo que pedir mayor seguridad ante las expectativas creadas, se entregaron cerca de 400 acreditaciones de prensa y Jordan, que no acompañó al equipo durante el viaje porque decidió viajar en el avión privado de uno de sus patrocinadores.

Cuando saltó a la cancha, fue uno más del equipo en una noche donde solo acertó siete de sus 28 lanzamientos, obteniendo al final 19 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias, dejando como ganador en la prórroga al equipo local, algo que al final poco importó porque la historia del histórico 23, que por cuenta de haber retirado su número utilizó el 45 en la espalda, le esperaban tres anillos de ganador en los siguientes años que estuvo en el equipo de Illinois.

Luc Lingley, su compañero en ese momento aseguró que “cada asiento estaba ocupado. Los árbitros incluso parecían estar más involucrados en el partido y cada jugada era ovacionada con más fuerza. Acababa de traer una nueva energía a todo el mundo. Estoy seguro que vendieron más cerveza y pretzels”.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU