Cargando Cargando...

RETURNS

It’s over.

No se pueden ni imaginar lo feliz que me he puesto cuando he escrito esto. Cuando me he despertado y he empezado a leer a eso de las 10:15 que se había acabado. Mis primeros minutos tras dejar a Morfeo suelen ser densos y con los ojos semiabiertos. El cerebro también está así. Sin embargo, hoy ese aturdimiento ha desaparecido a una velocidad de vértigo. No me lo podía creer. Un grito de alegría ha salido de mi boca (también una frase algo soez para esta hora). La NBA vuelve por Navidad.

Mis noches en vela volverán. Sus noches en vela volverán. Y las ojeras… pero da igual. Merece la pena. Hemos estado esperando demasiado. Hasta nos hemos enfadado con ellos. No asimilábamos bien la situación, que era como una travesía del desierto.Ahora el fan sonríe o sonreirá cuando se levante este sábado de finales de noviembre. Un servidor escribe esto con las legañas puestas y con unos nervios del mismo calibre que los de la noche de Reyes. Voy a estar todo el día como en una nube. Flotando por la noticia que me ha alegrado la mañana. Y no me la esperaba hoy. Casi nadie lo esperaba hoy. Pero sí, ha pasado, LA NBA VUELVE.

La temporada que empezará el día de Navidad va a ser la más emocionante de los últimos años. Porque es más corta. Porque hay más ganas. Porque todos son muy buenos. Porque quieren demostrarlo. Porque saben que nos deben algo. Porque tienen que hacerlo. Porque hay más buenos jugadores que nunca. Porque un comprimido calendario NBA puede resultar apasionante. Por Kobe. Por LeBron. Por Derrick. Por Kevin. Por todos…

Una temporada muy densa nos espera. 66 partidos por barba nada menos. Pero de verdad, ahora eso no importa, ya nos iremos dando cuenta de lo que nos espera a partir del lunes. Hoy debemos celebrar, salgan a la calle y díganselo a cualquiera que pase por la calle. Cojan un balón. Jueguen aunque no sepan. Abracen al balón. Háganlo fuerte porque ha regresado.

@ICano14

  Compartir en Facebook
Fecha | 26.11.2011 11:31

Recomendamos