Minnesota Timberwolves

Ricky Rubio no sólo brilla, también se divierte

el

Ricky Rubio, el Luke Skywalker de la NBA

Ricky Rubio tiene motivos de sobra para sonreír. El base español de Minnesota Timberwolves pasa por su momento más dulce en mucho tiempo desde que llegó a la NBA. Él mismo lo reconoce y sólo hay que fijarse en su rostro para saber que lo dice convencido de que es verdad. Ricky vuelve a pasárselo bien. Vuelve a mostrar una cara de felicidad impresionante cada vez que está sobre el parquet. Y lo que es mejor todavía, contagia a sus compañeros de ese buen rollo que le corre por las venas, sobre todo desde que llegó el 2017. Es la personificación del ‘año nuevo, vida nueva’.

Los números son muchas veces fríos y no hace honor a la verdad. En el caso de las medias de Ricky Rubio a lo largo de esta temporada son justos y el perfecto reflejo de una mejora increíble. Durante el mes de febrero está firmando sus mejores promedios de toda la temporada, después de haber ido progresando mes tras mes, hasta llegar casi a un ‘doble-doble’ de puntos y rebotes. No hay excusas, el base español está jugando mejor que nunca y lo puede decir incluso cualquiera que no se digne a ver uno solo de sus partidos.

No sería pasarse de listo si se dice que Ricky Rubio está en el mejor momento de su carrera como jugador profesional de baloncesto en Estados Unidos. Y para colmo este momento llega cuando su nombre empieza a sonar como moneda de cambio en algún trade que se produzca en Minnesota antes del cierre del mercado de traspasos del 23 de febrero. Se le tachaba de haber perdido punch e incluso haber perdido valor a la hora de protagonizar un intercambio. Pues ahora no queda más remedio que rectificar. Ricky se ha revaluado de nuevo y hace honor al monstruoso contrato que los Wolves no dudaron en darle cuando había que renovarle.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU