Cargando Cargando...

Sancho Lyttle: Última llamada para el vuelo Atlanta-Katowice

Sancho Little, con la camiseta de las Dream y de España./Getty y FEB

Hablar de pívot dominante en la NBA en el pasado siglo es hablar de George Mikan en los inicios de la competición, de Wilt Chamberlain o de Abdul-Jabbar hasta llegar a Shaquille O´Neal ya en nuestros días. Dominadores por envergadura y estatura, auténticos muros infranqueables. Con el paso de los años el modelo de jugador interior dominante se ha ido adaptando a las nuevas circunstancias. Nadie entiende ya al poste como esa isla en ataque y defensa, estática, inamovible, poderosa. Surge la figura del jugador dinámico, atlético, con un tiro en suspensión de porcentajes más que aceptables, capaz de rebotear y culminar un contraataque. Así es Sancho Tracy Constance Lyttle, `Sancho Lyttle´, una de las figuras de la selección española femenina y pívot de las Atlanta Dream, actual subcampeón de la WNBA.

Nadie en Atlanta quiere pensar en que una de sus mejores jugadoras en la franquicia WNBA del estado de Georgia va a dejar en la estacada a su equipo, y menos en la situación actual, con 1-3 de balance en el arranque de competición. La conexión De Souza-Lyttle se va amenazada por el EuroBasket Polonia 2011, competición del viejo continente en la que también estará otro baluarte interior de las Dream, la bielorrusa Yelena Leuchanka. Pero la jugadora nacida en Kingstown, San Vicente y las Granadinas, está decidida a ayudar a España en su búsqueda por un puesto en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. De hecho, ya está rumbo a Polonia con el resto de compañeras de Selección.

Alguien puede pensar, ¿sin haber estado junto al grupo estará al nivel? Sí, sin duda. Ya lo demostró el año pasado tras terminar un largo verano en la WNBA. Nada más acabar la final ante Seattle Storm puso rumbo a la República Checa, donde lideró a España en el Campeonato del Mundo para colgarse finalmente la medalla de bronce.

Pero, ¿cómo es el juego de Sancho? Lyttle es una jugadora eminentemente física, que comenzó a practicar este deporte hace apenas diez años. Pero en este período ha tenido tiempo para convertirse en una de las mejores interiores del mundo y una pieza codiciada en el pujante mercado europeo (recientemente se comprometió con Ros Casares para la próxima temporada). Esa dominancia física, unida a una serie de cualidades innatas, hace de ella una jugadora capaz de marcar la diferencia. Su llegada a la selección, previa obtención por carta de naturaleza de la nacionalidad española hace ahora casi un año, revolucionó el juego de una selección ya competitiva pero que anhelaba una jugadora como Sancho. Domina el rebote debajo de ambos aros, es capaz de realizar un alley-oop sin despeinarse por encima de las defensoras, eficaz en los bloqueos y continuaciones…

¿Cómo se forjó una jugadora así? Como hemos dicho, comenzó en esto del baloncesto hace aproximadamente una década. Primero en el Clarendon College tejano y luego en la Universidad de Houston, para pasar a la WNBA de la mano de las Houston Comets en 2005. Pero sus inicios deportivos fueron en el atletismo, entre saltos y pruebas de velocidad en pleno Caribe, lo que facilitó a posteriori una transferencia positiva al baloncesto. Su zancada o su salto son el remanente de esa práctica deportiva anterior. Los veranos en Estados Unidos pronto comenzaron a mezclarse con inviernos en Europa, concretamente en la isla de Ibiza (¿nostalgia insular?). Allí explotó su talento. Su gran papel en la Copa de la Reina 2009 le valió su posterior fichaje por un grande como es Perfumerías Avenida, de la mano, eso sí, de su mentor en Liga Femenina, Jordi Fernández.

¿Rara avis? Encontrar a una jugadora con las características físicas de Sancho es complicado. Alta pero ligera (algo más de 1.90 m. y casi 80 kg.), solo jugadoras como DeWanna Bonner (su sustituta en Salamanca) o Candace Parker poseen estas características y están a su nivel. Quizás en su debe está su poco atrevimiento a lanzar desde más allá de la línea de tres puntos, algo que la colocaría al nivel de Lauren Jackson, que con casi dos metros de altura tiene en el tiro de larga distancia uno de sus fuertes. En definitiva, potencia y calidad al servicio de la selección española femenina y espectáculo garantizado a ambos lados del Atlántico. Porque entre otras cosas, el baloncesto femenino nos permite disfrutar de sus estrellas prácticamente los doce meses del año. ¿Vacaciones? ¡¡Última llamada para el vuelo Atlanta-Katowice!!

  Compartir en Facebook
Autor | Jaime Durán
Fecha | 16.06.2011 12:17

Recomendamos