Cargando Cargando...

Se habla español (aunque no se promocione)

Gustavo Ayón y Greivis Vasquez./ Getty

Que la NBA es una competición que de años para acá se ha ido internacionalizando a pasos agigantados es una verdad tan grande como el Taj Mahal. Pero que la Liga no está sabiendo sacar partido a su expansión en Sudamérica y Centroamércia también es cierto. El producto chino es muy vendible, como ha quedado claro años atrás con Yao Ming y como está quedando esta temporada con Jeremy Lin (a pesar de que éste no sea chino sino taiwanés). En Europa cuajan los jugadores dependiendo del país al que pertenezcan y la tradición baloncestística del mismo. Pero sin embargo al jugador latino no se le está sacando partido. Incluso lo he hablado con algunos integrantes sudamericanos y centroamericanos de la NBA y ellos coinciden en eso.

“La Noche Latina no es suficiente Antonio”, me decía hace pocos días un jugador de origen sudamericano cuando salió el tema. Y pensándolo bien no le falta razón. Las Latin Nights de la NBA son días aislados a lo largo de la regular season en los que ciertas franquicias cambian el nombre de sus equipos por la versión española (ya sabéis, New York pasa a ser Nueva York, Chicago Bulls pasan a ser Los Bulls, Phoenix Suns pasan  a ser Los Suns, etc.) e intentan acercar la Liga a los habitantes de habla hispana de las ciudades en concreto. La presentación de los quintetos titulares se hace en español y algún que otro pequeño detalle más. Pero como me decía este buen amigo jugador, “hace falta más”.

Manu Ginobili./ Getty

En algunos países del continente americano no existe la posibilidad de ver baloncesto NBA por televisión pública y las noticias de prensa llegan tarde, mal o nunca. El aficionado al baloncesto acaba emigrando a otros deportes por la falta de promoción de sus ídolos en su propio país de origen. El fútbol (soccer como dicen aquí) acaba siendo el cesto donde cae todo el mundo, mientras que en la NBA hay jugadores que calan entre los latinos de dentro de las fronteras de Estados Unidos pero son desconocidos por el público general en sus propios países de origen. La NBA no mira más allá o no parece querer hacerlo.

A priori, lo países latinos con representación en la NBA no son un mercado grande, pero la Liga tampoco quiere arriesgarse a perder tiempo y/o dinero en descubrir si está equivocada. El caso es que si la propia competición no se encarga por sí misma de bombardear con imágenes, promociones, vídeos y actos, son muchos los que casi no tienen constancia de quién es su paisano presente en la competición y cómo lo está haciendo. Las Latin Nights son una buena iniciativa que podría crecer y los partidos aislados en Méjico un buen paso al exterior que perfectamente debería extenderse. ¿Por qué no hacer un NBA Southamerica Tour al estilo del NBA Europe Tour de pretemporada? ¿Por qué no cuidad más al aficionado americano fuera de EEUU cuando la cosa se ha visto que funciona en países de Europa? Material hay de sobra y jugadores con carisma más que suficientes. La muestra está en veteranos que ya han marcado una época en diferentes equipos y jóvenes valores que cargan con roles importantes. Ahora sólo hay que querer seguir creciendo.

@AntonioGil_SOSE

  Compartir en Facebook
Fecha | 22.02.2012 01:45

Recomendamos