Cargando Cargando...

Se subió el telón al curso WNBA 2011

Plenette Pierson, de New York Liberty, dribla hacia el aro./Getty

Puesta de largo de la 15ª Edición de la WNBA. El balón ha echado a rodar. Todos los equipos de la competición ya han jugado, al menos, un encuentro. Hemos podido ver por donde se mueven los tiros tácticamente en cada franquicia. Algunas estrellas ya han demostrado su caché, algunas esperan su oportunidad. Este lunes es la primera jornada de descanso, y analizamos lo sucedido en el arranque liguero.

Doble duelo Lynx-Sparks
Las angelinas se han enfrentado dos veces consecutivas al equipo mejor reforzado de la competición, y es que tener en su posesión el número 1 y el número 4 del pasado Draft da esa etiqueta automaticamente. En el primer encuentro victoria para las de púrpura y oro por 74-82. La veterania del quinteto titular angelino se impuso a una solitaria Moore, con 21 puntos, y sólo acompañada por Brunson, con 10 puntos y 12 rebotes. Parker, con 19 puntos y 10 rebotes, fue la mejor del partido.

Dos días después, las de Minnesota se tomaron cumplida venganza, esta vez sí siendo un equipo, y ganando en el Target Center por 86-69. Seis jugadoras Lynx alcanzaron los 10 puntos, Brunson de nuevo estuvo inmensa en la pintura, con 10 puntos y 15 rebotes, destrozando a Parker y Thompson.

El anillo llega a Seattle
Las Storm, campeonas la pasada campaña recibieron, como acostumbra, el anillo que las acredita como campeonas ante su afición en el partido inaugural de su temporada. El partido no era, para nada, fácil, ya que delante estaban las Mercury de Taurasi. La californiana tiró del carro por enésima vez en su equipo, pero sus 31 puntos no fueron suficientes para doblegar a unas Storm que son, además de muchas estrellas, un equipo.

La mejor forma de entrar en la liga
Toda la familia de la WNBA se noqueó ante la noticia de la muerte de Margo Dydek tras un ataque al corazón y las horas de coma inducido. El pabellón de las Connecticut Sun fue uno de los más afectados, no obstante la polaca jugó allí tres campañas. El próximo domingo 12 la franquicia recogerá cartas de los aficionados para enviarlas a la familia Dydek, no hay duda que un gran gesto. La gran protagonista, en clave positiva, y ya en el encuentro, fue la rookie Danielle McCray. Desde el banquillo, y en tan sólo 14 minutos de juego, 14 puntos (4 de 4 en triples) y 2 asistencias para la base de la Universidad de Kansas. Las Sun sumaron su primera victoria ante Washington Mystics.

El factor Douglas
Tras una discreta temporada en Ros Casares, Katie Douglas se reivindicó y encontró su mejor juego en el primer encuentro de sus Indiana Fever. La alero acabó con 19 puntos y 7 rebotes, bien acompañada, eso sí, por Smith (16+5) y Catchings (15+9). Chicago Sky sucumbió, con 20 puntos de Prince, por 65-57. Por cierto, la rookie Vandersloot ya demostró de primeras que lo que hizo en la universidad de no fue de casualidad (único jugador/a de la NCAA con 2.000 puntos y 1.000 asistencias). En su primer partido profesional, 7 y 7.

La australiana marcando territorio, pero insuficiente
Cambage, la nueva rookie de Tulsa Shock, es otra de las jugadoras del Draft que ha empezado bien su andadura en la WNBA. Al menos a nivel personal, ya que su equipo perdió, como era costubre la pasada temporada, con un marcador amplio, 93-73. La australiana acabó con 18 puntos y 10 rebotes, pero el equipo es muy poquito para poder dar la sorpresa ante unas SilverStars muy completas. Young, con 20 puntos, Hammon, con 18, y Perkins con 17, en su debut con las de negro, se bastaron para sumar la primera victoria.

El partido de la jornada
Se juntaban de nuevo los dos semifinalistas del Este de la pasada WNBA. Atlanta Dream y New York Liberty no defraudaron en su primer partido del 2011 y necesitaron de una prórroga para decidir el ganador. A pesar de no contar con su máxima estrella, McCoughtry, lesionada en un tobillo, las Dream demostraron que son un equipo duro, peligroso, temible, pero que también depende de su crack. Las de la Gran Manzana se encomendaron a Pierson, 25 puntos y 10 rebotes, para empatar sobre la bocina y forzar el extra time. Una vez ahí, la mestría de Pondexter, acabó con 11 asistencias, y los únicos 4 puntos de Breland en todo el partido, decantaron la balanza. Una pequeña revancha de la pasada temporada. Sancho Lyttle, la única representante española de la liga, acabó con 18 puntos y 11 rebotes. Buen partido, otro más.

  Compartir en Facebook
Fecha | 06.06.2011 14:30

Recomendamos