Reportaje

Si me gustan me las pongo

Por

el

Dwight Howard sostiene las 'adidas Crazy Light'./ adidas

Las principales marcas de material deportivo mueven millones, crean campañas publicitarias pensando hasta en el último detalle. Nada queda a la improvisación. Pero después de todo, sus estrellas son jóvenes con otras ideas. ¿Me gustan unas zapatillas? Me las pongo.

Y sus gustos a veces no son los de la compañía que les paga. Aunque esta temporada ninguno ha llegado a los estrambóticos casos de Darryl Dawkins, que salió a jugar con una zapatilla Pony y otra Nike, o Ron Artest, que jugó un All Star con marcas distintas en cada pie, que además cambiaba en cada paso por el banquillo.

A Jason Kidd, la marca china Peak le creó una versión especial para las finales en un lujoso dorado, pero él prefiere su versión habitual. Su compañero Nowitzki juega con unas Nike Hyperdunk 2010 en un color distinto a la personalización que se anuncia, Mike Bibby con Jordans que no están a la venta y Rajon Rondo, todo un símbolo de los Celtics, se atrevió a jugar con las zapatillas de Kobe Bryant. Con Chauncey Billups ni lo intentes, lleva años jugando con las adidas Lightning Creator. Garnett tiene contrato con otra marca china, Anta, que quierevisibilidad haciendo versiones especiales en dorado o rojo. Pero deberían avisar a Garnett, que llevó la edición especial de Navidad a finales de Enero y dejó en el cajón una versión especial para su enfrentamiento con los Lakers en temporada regular. Uno que no ha jugado mucho en los Play Offs ha sido Amar’e Stoudemire, un tipo curioso al que Nike le hace personalizaciones de la Fly By, pero él prefiere jugar con un modelo que no es específico de baloncesto, la Huarache Trainer. Y fue tan insistente que Nike acabó haciéndole una versión especial en colores Knicks. Pocos casos debe haber de un jugador profesional con zapatillas personalizadas… de otro deporte. Derrick Rose tiene sus propias zapatillas con adidas. Hablo en plural porque ahora se ha instaurado la moda de que los jugadores lleven dos modelos distintos durante la temporada ¡y uno más en Play Off! Con la llegada de la fase final, adidas lanzó una campaña para las adidas Crazy Light, la zapatilla de baloncesto más ligera. Rose aparecía en ella. Jugó con ellas, se torció el tobillo y supongo que pensaría que las Crazy Light tenían algo que ver. Resultado; puedes verle en los anuncios con las Crazy Light, pero en la pista llevaba las Rose 1.5.

Mucho se habla de jugadores que estrenan zapatillas en cada partido. Incluso algunos vuelven a estrenar en la segunda mitad. Pero Kevin Durant es algo especial. Nike hace una versión especial de sus KDIII para celebrar su título de máximo anotador, que cambiaba algunos materiales. En la noche del estreno de la versión blanca (home) salta a la cancha con ellas, pero en la segunda parte prefiere volver a una versión normal.

Quizás fuera más fácil hacer como Gilbert Arenas, que se quedó sin contrato con adidas después de su “incidente pistolero”. Prefirió quedarse sin ingreso fijo y utilizar las zapatillas que quería en cada momento.

Puede que muevan millones, pero después de todo los jugadores están ahí para que el balón entre por el aro. Después de campañas publicitarias, entrevistas e inversiones millonarias, reconforta saber que unas zapatillas sólo sirven para intentar que te olvides de ellas mientras juegas.

[yframe url=’http://www.youtube.com/watch?v=Knr6uipaFgM’]

seizenine.blogspot.com

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU