Golden State Warriors

Stephen Curry lidera una paliza colosal y casi definitiva

el

Stephen Curry

Golden State Warriors, liderados por un excepcional Stephen Curry, tomaron el Toyota Center de Houston con una exhibición individual y colectiva portentosa que deja la eliminatoria prácticamente vista para sentencia (3-0) tras una paliza tan contundente como impredecible (80-115).

Nadie podía esperar tras las dos primeros dos partidos de la serie, que se iba a vivir un espectáculo tan desigual en el tercer partido. El gran problema para Houston Rockets fue la gran defensa planteada, esta vez sí, por Steve Kerr sobre James Harden, lastrado por un porcentaje horrible en tiros de campo (3 de 16). Todo lo contrario que un portentoso Curry, muy bien acompañado por Draymond Green y Klay Thompson en el juego ofensivo. La estrella de los Warriors no necesitó disputar los últimos cuatro minutos y medio del partido, pero ya le había dando tiempo a anotar 40 puntos, agarrar 5 rebotes y regalar 7 asistencias.

Los Warriors superaron los 30 puntos en cada uno de los tres primeros cuartos e hicieron claudicar a los Rockets y al público, que prefirió marcharse antes de ver el final de semejante escarnio, una paliza memorable, que deja las puertas de las finales de la Liga abiertas de par en par para Golden State Warriors.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU