Golden State Warriors

Stephen Curry no se esconde

el

Stephen Curry

Stephen Curry no atraviesa por su mejor momento de cara al aro en las últimas semanas. En términos de anotación, los números del base de Golden State Warriors son buenos, con varios partidos por encima de los 25 puntos en el último mes. Sin embargo, su porcentaje de acierto en el lanzamiento ha sufrido un notable descenso respecto de aquel MVP que acostumbraba a enchufarlas desde cualquier ángulo. Sus números desde el perímetro son los peores (39.3%) de toda su trayectoria en la NBA y solo en la campaña 2012-13 tuvo peores registros en tiros de campo (45.1%) que los que tiene actualmente (45.9%). No obstante, a él no le afecta psicológicamente.

“Solo estoy fallando tiros, nada más. Son tiros que normalmente meto y que ahora no están entrando, pero voy a seguir tirando hasta que vuelvan a entrar”, dijo el hombre que la pasada temporada llegó a promediar un histórico 50% en tiros de campo, 40% en triples y 90% desde la personal. Esos datos invitan a creer en la recuperación del vigente MVP, pero los últimos partidos de Stephen Curry dejan ciertas dudas al respecto. No ha logrado pasar del 50% de acierto total en los últimos ocho encuentros ni del 40% desde la línea de tres, pero esos datos tienen una doble lectura. Los tiros no entran, pero el jugador no se viene abajo.

Desde su histórico 0 de 11 en triples ante Philadelphia 76ers el 27 de febrero, no ha dejado de intentarlo. 78 triples lanzados desde entonces, ocho en el partido que menos (2-9, 2-11, 5-13, 6-15, 2-9, 1-8 y 5-13). La lesión de Kevin Durant le obliga a asumir aún más protagonismo. De momento, no ha respondido al nivel que cabía esperar, pero es el escenario perfecto para que un jugador de su magnitud de un paso al frente y recupere su mejor versión.

En el encuentro de este martes, de nuevo con los Sixers enfrente, la aportación de Curry fue crucial para que los Warriors le dieran la vuelta a los 19 puntos de desventaja con los que se fueron al término del tercer cuarto. Hasta entonces, solo había metido uno de los seis triples intentados. Cuando las cosas se pusieron feas, el MVP anotó cuatro triples en siete intentos. “Eso es lo que me gusta de él, que nunca va a dejar de tirar ni a perder la confianza. Es la marca de las estrellas. No es tu noche, pero vuelves para meter tiros importantes que ayudan a tu equipo a ganar”, dijo Steve Kerr tras dicho encuentro.

Su compañero Klay Thompson lo tiene claro: “Mejor que los falle ahora que en mayo o en junio. No tiene por qué preocuparse. Ha batido récords a lo largo de toda su carrera y ha hecho cosas que no se habían visto en toda la historia y eso es lo que todos recordamos y por lo que sabemos que pronto volverá a hacer un gran partido”. Por mal que vayan las cosas, lo que está claro es que Stephen Curry siempre da la cara.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us