Los Angeles Lakers

Steve Nash y su sentido del humor

el

Steve Nash./ Getty Images

Steve Nash optó por no renovar con Phoenix Suns porque deseaba conseguir un anillo antes de retirarse como jugador. El destino le mandó a Los Angeles Lakers, donde se empiezan a detectar los primeros rasgos humorísticos de la situación. Cuando Nash hizo pública su condición de free agent, le llovían las ofertas para que firmase con un conjunto u otro. Rechazó muchas, ya que las consideró proyectos con demasiada poca ambición, y entre las que vio viables aceptó subir a bordo de la tripulación de Mike Brown, ‘capitán’ que sustituyeron para no acabar naufragando. Pero incluso con Mike D’Antoni el barco ha acabado en el fondo del mar ¿o del lago?. No lo sé,. La cuestión es que Nash quería ganar anillos y se fue a un equipo que, en su segunda temporada allí, son los primeros de toda la Liga en ver imposibilitada su clasificación para playoffs.

Curiosamente, la derrota que dejó KO a los angelinos fue ante San Antonio Spurs, y en esa misma noche Tim Duncan, Tony Parker y Manu Ginóbili lograron juntos su victoria número 491 en la NBA. Segundo mejor récord histórico que consigue un trío de jugadores en la Liga (dejando a lado que también les colocaba con el mejor balance de la competición en aquel momento). Nash hubiera podido integrarse perfectamente al equipo de tejas, principalmente por su cualidad de ‘no estadounidense’, antes que por su habilidad. No obstante, prefirió Hollywood.

Cuando se conoció que el base de los Lakers no volvería a jugar esta temporada, en posteriores declaraciones le preguntaron por su futuro, especialmente si rondaba por su cabeza dejar correr el baloncesto profesional. Su respuesta fue contundente: quiere acabar con su contrato porque quiere el dinero que le corresponde. Esta contestación ha sentado mal a demasiada gente, pero yo les invito a que lo tomen con humor. Nash quizás no escogió la mejor manera para decir que no quiere retirarse y que todavía quiere pelear por un anillo. O así es como lo veo yo. ¿Cómo se puede tomar un aficionado de Suns, si no es con humor, que su jugador leyenda escogiese a Lakers para ir a ganar anillos?. Es más difícil pronunciar “a pesar de que esté en un mal equipo, todavía quiero ganar un anillo” y ser motivo de mofa, a decir “quiero el dinero de mi contrato”. Traten con el humor que merecen las palabras del guard. No es justo ofenderse por estas, cuando seguramente no conseguirá ganar la competición en la que ha sido MVP.

Calendario basket4us
Clasificación basket4us


SPORTYOU