Cargando Cargando...

Streetball y zapatillas, unidos por el lockout

Michael Beasley y Kevin Durant./ Antonio Gil

Antonio Gil y Kike SZ9Eres un jugador profesional de baloncesto y te gusta jugar, pero llega el lockout y te quedas sin opciones. Eres una marca que intenta promocionar las zapatillas de la nueva temporada… pero no sabes si habrá nueva temporada. Las ligas de verano se están convirtiendo en la solución para todos. Jugadores que tienen su momento de diversión (y de gloria) y zapatillas que tienen su momento de visibilidad.

Y sin necesidad de irse a China ni llenar una cancha de niños que pasaron la noche preparando una coreografía para su ídolo. Como si fuera un All Star permanente, jugadores NBA aparecen en pistas callejeras, pero allí son los jugadores locales los que llevan zapatillas personalizadas. Nike tiene su propio equipo en Dyckman. Ellos tienen sus propias Hyperfuse en rojo o negro que llegarán a las tiendas en un pack de edición limitada a finales de agosto. De momento ellos, los jugadores del Team Nike son la cara visible de la marca en las calles de NYC y les está dando muy buen resultado. Camisetas con sus nombres, campañas de publicidad, videoclips con el rapero Vado… todo un movimiento de mercado de Nike llevado a cabo donde empezó todo, en los playgrounds. Precisamente allí es donde pretende reinar con el Team Nike, un equipo formado por 10 estrellas del asfalto neoyorquino y con una única misión este verano: ganar el torneo de Dyckman y posteriormente reinar en el Tournamet Of Champions.

En Dyckman, y con ellos, jugó Kevin Durant, con unas zapatillas que la NBA no permitió que se usaran en las canchas oficiales. También estuvieron allí Brandon Jennings y Michael Beasley. Uno con sus propias Under Armour Black Ice y otro con las adidas Superbeast de Dwight Howard. Nada especial. No le han preparado ediciones ultralimitadas de sus modelos para que esa misma noche puedan venderse por 2.000$ en eBay.

Allí, curiosamente, Durant es el único de su equipo que lleva zapatillas que pueden comprarse en cualquier tienda. Y que ni siquiera quedan bien con el uniforme, podríamos decir en un arrebato estético. En la misma cancha también lució nuevo modelo de zapatillas (que saldrá al mercado en noviembre) el flamante fichaje de Under Armour, el base de los Charlotte Bobcats e ídolo en la Gran Manzana Kemba Walker. No debió convercerle mucho el modelito y en mitad del partido cambió de calzado… Y otro que se adelanta a las tiendas es Corey ‘Homicide’ Williams, que hace dos inviernos fue la imagen de K1x, el pasado verano firmó con Jordan Brand y lució la primera zapatilla especialmente diseñada para jugar en la calle de la marca y este año es uno de los nombres propios de la resurgida Above The Rim.

Mientras, Nike recupera una versión especial y limitada a 75 unidades de las Air Force One, el modelo clásico del baloncesto en Nueva York para este largo y cálido verano de canastas en la calle. Todo dentro de una campaña que tira de playground, We Are New York.

Si hace años los jugadores de baloncesto en la calle podían llegar a la NBA y verse rodeados de fama y dinero, el lockout está provocando que sean los profesionales los que se acerquen a las canchas. Y descubran que allí también tienen zapatillas. Y que algunas de ellas venderán incluso más que las suyas.

  Compartir en Facebook
Fecha | 16.08.2011 17:15

Recomendamos