Cargando Cargando...

Todo al morado

Eric Bledsoe y Goran Dragic./ Getty Images

¿Quién hubiera dicho a principio de temporada que un equipo nuevo, sin estrellas y con un entrenador novato estaría en el lugar donde se encuentra actualmente Phoenix Suns? Ni yo, ni nadie. Una plantilla conformada con restos, con retales y pensando de cara al futuro, que han encajado a la perfección gracias a dos hombres que han movido maravillosamente bien al conjunto de Arizona desde fuera de la pista. El general manager de estos Suns, Ryan McDonough, hizo un equipo con jugadores que mezclan juventud y calidad con sabiduría y experiencia.

La primera medida acertada que tomó de cara a esta temporada fue deshacerse de los errores del pasado. Michael Beasley, que volvió a ser el jugador desperdigado que todos conocíamos por sus aventuras y desventuras fuera de la cancha, fue cortado por el equipo. El propio McDonough fue el que se atrevió a hacer head coach al novato Jeff Hornacek, y también consiguió llevar al equipo a un base como Eric Bledsoe, que ya dejaba muestras de calidad, pero que no podía explotar todo su juego porque en Los Angeles Clippers estaba a la sombra del mejor pointguard de la liga.

Gran parte de la culpa de haber conformado a un equipo que gana y divierte es del entrenador. Ha conseguido hacer de Gerlad Green algo más que un simple chico para los concursos de mates, aunque nos siga prodigando con sus muelles cada vez que puede (y que sean muchas). El trabajo realizado con Green, además de un buen lugar en la rotación, nos ha mostrado a un jugador capaz de anotar de tres. Una faceta del alero desconocida por muchos hasta ahora. Sin embargo, el director de todo esto dentro de la pista es Goran Dragic. Cuando le han rodeado de jugadores con ganas, ha cogido la batuta y ha seguido tocando como había hecho siempre, pero esta vez en grupo, que es como mejor suena la música.

Dragic y Bledsoe son los dos jugadores que cuentan con más minutos (más de 30 por encuentro), más lanzan (más de 13 tiros por partido) y más anotan (18 puntos o más por encuentro) dentro del equipo de Hornacek. Ellos dos son fundamentales. Miles Plumlee y los gemelos Morris complementan el trabajo de equipo con labores reboteadoras en la pintura y se esfuerzan en defensa para descargar de esas tareas al backcourt más anotador.

Es sorprendente que estos Phoenix Suns se encuentren séptimos y en puestos de playoff en la dificilísima Conferencia Oeste. Nadie daba un dólar por ellos antes de que comenzara la temporada, salvo McDonough y Hornacek, que lo han apostado todo al morado.

@AHuerta7

Consulta los partidos de tu equipo: Calendario de los Phoenix Suns

Continúa la conversación: Foro de los Phoenix Suns

  Compartir en Facebook
Fecha | 07.01.2014 20:11

Recomendamos