Cargando Cargando...

Todo el mundo quiere a Kyrie Irving

Kyrie Irving./Getty Images

El pasado martes 17 de mayo se llevó acabo el sorteo de la lotería del draft de la NBA 2011. La gran ganadora de la cita fue la franquicia de Cleveland Cavaliers, que consiguió la primera elección que le otorgará la opción de elegir un jugador antes que nadie la noche del 23 al 24 de junio en el Prudential Center de Nueva Jersey. Junto a ella, también tendrán un inesperado pick número cuatro procedente de un traspaso con LA Clippers con Baron Davis y Mo Williams de por medio. Los otros ganadores fueron los Minnesota Timberwolves con la eleccción número 2 y Utah Jazz con el puesto número 3 proveniente de su traspaso con New Jersey por Deron Williams.

El hombre en el que estan puestas todas las miradas es Kyrie Irving, jugador de primer año de la prestigiosa universidad de Duke entrenada por Mike Krzyzewski (entrenador de la selección de EEUU). Este base -nacido en Melbourne el 23 de marzo de 1992-, de 188 centímetros de estatura, es un jugador muy talentoso, capaz de hacer prácticamente todo. En la cancha es bastante maduro para su edad, destaca el hecho de ser capaz de optimizar sus esfuerzos y cometer muy pocos errores. Su mejor juego se ve cuando el equipo es capaz de correr, siendo capaz de finalizar anotando con bastante acierto en penetración o asistiendo a un compañero. En el juego estático, destaca de forma particular en el lanzamiento desde la línea de tres puntos, donde ha tenido unos porcentajes superiores al 45%. Para penetrar suele ayudarse de una amplia gama de fintas y de su dominio del cuerpo. A diferencia de la nueva camada de bases que ha llegado a la NBA, Irving no cuenta con una potencia física espectacular y no recurre a un imparable primer paso como Derrick Rose o John Wall. Este factor tampoco ayuda a su defensa, donde es un correcto jugador por su conocimiento del juego y recursos técnicos.

Su llegada al actual campeón de la NCAA le convirtió en centro de todas las miradas y respondió de forma bastante positiva hasta una inoportuna lesión en un dedo del pie le apartó de las canchas cuando sólo llevaba ocho partidos jugados. Se esperaba que no volviese a jugar en toda la temporada, pero regresó a tiempo para jugar la “Locura de Marzo”. Su equipo llegó hasta Sweet 16 (octavos de final), donde sus 28 puntos no fueron suficientes para derrotar a los Arizona Wildcats de Derrick Williams, el otro gran protagonista del draft.

Kyrie Irving es el favorito para el número 1 de este draft devaluado por las bajas de otros grandes nombres. Aún así, es un jugador con inmejorables referencias desde que jugaba en instituto. En ninguna web especializada cae por debajo del puesto cuatro de su ranking. Sus números de esta temporada han sido estupendos, con más de 17 puntos con porcentajes magníficos y cuatro asistencias con uno de los mejores promedios asistencia-pérdida de la temporada. Por último, el hecho de haber jugado en la universidad más prestigiosa de los últimos 20 años de la mano de “Coach K” le convierten en el jugador que, salvo sorpresa, elegirá Cleveland este año.

  Compartir en Facebook
Fecha | 29.05.2011 13:12

Recomendamos